lo es gracias, según el Gobierno regional, al sistema de control que evita la utilización de productos quí­micos. Además destaca el esfuerzo que está haciendo para el fomento de estas técnicas de nulo impacto ambiental. Según destacó el Gobierno regional, a través del director general de Modernización de Explotaciones y Capacitación Agraria, .gel Garcí­a Lidón, en la pasada campaña el 93 por ciento de las parcelas no precisó aplicación quí­mica para control de plagas. De esta manera afirmó Garcí­a Lidón, se lograron cosechas con un bajo nivel de pesticidas, lo que repercutió en una mejor calidad de los vinos obtenidos. El responsable autonómico presentó ante 260 agricultores de este municipio la Campaña de control biológico de la principal plaga de la vid (Lobesia botrana), en un acto organizado conjuntamente por la Consejerí­a de Agricultura y Agua y el Ayuntamiento de Yecla, que contó con la presencia de su alcalde, Juan Miguel Benedito. Garcí­a Lidón explicó a los asistentes las bondades de este sistema de control que "evita la utilización de productos quí­micos" y destacó el esfuerzo que está haciendo la Administración regional para el fomento de estas técnicas de nulo impacto ambiental, "que son un referente para otras zonas productoras de la Unión Europea", como quedó demostrado en la pasada edición de la feria Fruit Logí­stica, desarrollada en Berlí­n, donde el stand de la Región de Murcia "acaparó los elogios y el protagonismo de todos los asistentes con su programa "Murcia, Agricultura Limpia", añadió el director general. Dicho programa de actuación, implantado en este municipio desde el año 2006, abarcará una superficie de unas 5.500 Has, lo que supone el 40 por ciento de la superficie total de cultivo. La intención de la Consejerí­a es aumentar en futuras campañas esta superficie, hasta su total implantación. El coste de esta medida asciende a 600.000 euros, fondos que proceden en su totalidad de los presupuestos de la Comunidad Autónoma y no suponen coste alguno a los agricultores. Las medidas programadas se basan en el control biotecnológico de los adultos de este microlepidóptero por medio de la Técnica de Confusión Sexual, consistente en la liberación al medioambiente de una gran cantidad de feromonas por medio de unos difusores colocados en las parcelas de cultivo, lo que ocasiona la confusión de los machos e impide la fecundación de las hembras. Técnicos del Servicio de Sanidad Vegetal informaron en la citada reunión a los viticultores que participan de forma voluntaria en esta Campaña los aspectos organizativos de la misma. En este sentido apuntó que la distribución de los difusores de feromonas comenzará el dí­a 27 de febrero, y se insistió en la necesidad de colocarlos en las parcelas antes del 30 de marzo, para adelantarse así­ al vuelo de la primera generación de esta mariposa, ya que la efectividad del sistema depende en gran medida de este aspecto. También expusieron los resultados obtenidos en la pasada campaña, en la que participaron más de 500 agricultores. El 93 por ciento de las parcelas sujetas a este programa no precisó aplicación quí­mica alguna para el control de la plaga. De esta manera se lograron cosechas con un bajo nivel de pesticidas, lo que repercutió en una mejor calidad de los vinos obtenidos.