Esta Denominación de Origen ampara doce municipios de la provincia de Zamora, y su zona de producción queda al sur del paso del Duero que cruza la región de este a oeste.

La zona se caracteriza por un clima continental extremado por unas bajas temperaturas en invierno, gran luminosidad y carencia de humedad.

El terreno compone un relieve suavemente ondulado y sitúa al viñedo entre los 620 y los 750 metros. Lo mejor son sus terrenos cascajosos de aluvión.

La vendimia se realiza de una forma escalonada buscando el momento óptimo de maduración de cada variedad de uva. Normalmente la vendimia se incia por la variedad Tinta de Toro. La variedad que ha presentado más problemas en su maduración es la variedad blanca malvasía, y por último, está la Garnacha Tinta que es de brotación temprana y de maduración tardía y la blanca verdejo, escasa en la zona.
Los vinos de Toro, ofrecen un fuerte color rojo, azulado o violáceo en sus primeros meses, estos tonos desaparecen con el paso del tiempo, mostrando los rojos rubíes, como teja ladrillo.