Esta Denominación de Origen abarca 178.107 hect. de viñedo y está considerada la zona de producción vinícola más extensa del mundo.

Los terrenos que componen la zona de producción, son en general formaciones de Mioceno y Triásico y originan suelos formados por detritus de rocas en capas de distintos espesores, dando lugar a pagos especialmente aptos para el cultivo de la vid.

Su clima continental es extremo, con temperaturas que varían entre los +40/45 ºC. y los -10/12ºC., con una pluviometría anual alrededor de los 375 mm.

Las bodegas acogidas a esta D.O. cuentan con modernas instalaciones, que junto a las importantes inversiones en tecnología y el esmerado proceso de elaboración que siguen, dan como fruto excelentes vinos blancos, rosados, tintos y desde 1995 también espumosos.

La comercialización de los vinos de La Mancha se realiza tanto a nivel nacional como internacional, asegurándose una presencia prácticamente integra en todos los países consumidores de vino.

En esta zona cabe destacar los vinos tintos, los cuales aparte de jovenes y tradicionales pueden ser de Crianza, Reserva y Gran Reserva.