Esta Denominaqción de Origen ampara la llanura del Guadalquivir, desde la divisoria de agua que marca su afluente el Guadiamar hasta la ría del Tinto. En total engloba diesiete municipios de la provincia de Huelva.

La tierra solar de estos vinos tiene zonas de insuperable calidad para el cultivo de la vid. El clima es típico de la Andalucía del Golfo de Cádiz. Las Hectáreas protegidas por la Denominación son 6.000.

Existen algunas cooperativas y bodegas de crianza y embotellado que van adecuando sus estructuras a las demandadas por el mercado, de ahí que progresivamente se esté produciendo un aumento del embotellado, principalmente de blancos jóvenes.