Su cercanía a Asturias y Galicia, con las que hace frontera, dotan a este espacio de una vegetación característica diferente a la del resto de la Comunidad de Castilla y León. Un microclima donde las zonas de viñas conviven con árboles frutales, pastizales e inmensos bosques de castaños y robles.

Los vinos de la Denominación de Origen Bierzo tienen un cimiento varietal: la mencía. Es la variedad reina del denominado \"volcán del Noroeste\" de la viticultura española.

En los últimos años, los tintos bercianos han escalado cotas de gran calidad y sus tintos y rosados jóvenes llegan al mercado haciendo gala de una buena estructura y componente aromático. Los vinos blancos de la variedad godello y doña Blanca, aunque en menor cantidad, completan la gama de vinos donde no faltan los tintos de crianza y reserva, categorías que se incrementan cada vez más entre los tintos bercianos que actualmente se comercializan.