El valor del sello ecológico como factor de diferenciación de los vinos gallegos y de mejora de su competitividad fue defendido ayer en Chantada por el director de la empresa Seipasa, Juan Rodríguez, durante una jornada informativa sobre la viticultura biológica. La organización corrió a cargo de Asesoría Técnica Vitivinícola RL, una empresa chantadina de servicios vitícolas, entre los que figura la aplicación de tratamientos ecológicos en el viñedo. En su charla, Juan Rodríguez señaló que, salvo excepciones, el incremento de los costes de producción derivado del empleo de productos ecológicos se sitúa entre un 10 y un 20%. Según su criterio, este porcentaje se ve compensado «polos resultados obtidos no viño e o respecto ao entorno».

La escasa implantación de los productos ecológicos en el mercado español se debería, a su juicio, a la falta de información que existe aún entre los viticultores sobre sus ventajas.

Por su parte, la empresa de servicios chantadina, promotora de la jornada informativa, estuvo representada por Rosa María Míguez, responsable del área de viticultura, y por el enólogo Roberto Regal. Según destaca la organización, a las charlas asistieron más de 50 personas, entre bodegueros y viticultores de Ribeira Sacra y de las otras denominaciones de origen gallegas.