"Somos unos desconocidos en nuestra propia provincia, a veces tenemos más conocimiento de vinos de otra región", dice la presidenta de la Asociación provincial de bodegas de Asempal, Isabel López. La asociación, creada hace poco más de un año, está integrada por 11 de las 13 empresas que participan en este sector en Almería, la mayor parte de las bodegas tienen el reconocimiento de Vino de la Tierra.

Manteniendo la personalidad de cada bodega, todas las pertenecientes a la asociación se han presentado conjuntamente en la Feria Andalucía Sabor, y próximamente estarán en el Ferial de Almería en el stand de la Diputación Provincial de Almería, en el cual se informará de cada una de las bodegas y se creará una base de datos con las personas interesadas en el sector vitivinícola para remitirles las actividades que se realicen en esta materia. A su vez, desde el día 3 al 6 de noviembre acudirá a la Feria Vino y Denominación de Origen de Torremolinos, ya en Almería tienen previsto para el primero de diciembre un taller de aromas y unos cursos de catas en los Aljibes 2abes de la capital.

A pesar de que el presente año ha sido algo negativo en cuanto a la cosecha por las escasas lluvias en algunos puntos de la provincia, según explica Isabel López, el informe de Cajamar sobre este sector, en el año 2005 se cultivaron más de mil hectáreas de viñedo, con una producción anual aproximada de cinco mil toneladas de uva para vino, con la que se elaboran más de 3,5 millones de litros de caldos. La problemática a la que se enfrentan los vinos de Almería son especialmente el desconocimiento del consumidor a cerca de la calidad de los mismos, que es un sector joven y emergente y la competencia de países emergentes como Argentina, Chile y Australia.