Mientras en Francia o Italia se utiliza un litro de agua para la obtención de un litro de vino, en España la cifra de H2O se eleva a entre tres y seis litros. Para mejorar ésta y otras actuaciones inadecuadas de las bodegas para el medio ambiente, se ha editado una guía de 'Buenas prácticas medioambientales". El desarrollo del mismo comenzó hace un año con la presentación del proyecto sobre la mejora del medio ambiente.

 

Se seleccionaron más de 50, y de ellos, el elegido fue el redactado por el Ayuntamiento de Almendralejo. Para esto contaron con la colaboración de Bodegas Ortiz, Viñarroba y Cooperativa San Marcos que abrieron sus instalaciones. El estudio ha tenido un coste de 60.000 euros. Otro de los colaboradores en el proyecto ha sido la empresa Depaex, que ha asumido la dirección técnica.

La guía recoge diversos aspectos desde que se comienza a cortar la uva hasta que el vino sale embotellado. «Ahí se generan una serie de desperdicios que tratados convenientemente con unos consejos pueden minimizar el impacto medioambiental», según Losada. Además se han propuesto diversos sistemas de depuración de aguas residuales.

Este libro, de unas 70 páginas, se repartirá por las bodegas tanto locales como de la comarca de Tierra de Barros. Lorenzo Losada deseó que éstas pongan en práctica los consejos que «a simple vista pueden ser muy simples pero que con el tiempo van construyendo el medio ambiente y un ahorro económico», aseveró.