El vino tinto y el chocolate amargo son medicinas poderosas contra el cáncer, según un estudio presentado por expertos estadounidenses en una conferencia privada realizada en California en los últimos días. "Estamos clasificando los alimentos según sus cualidades como anticancerígenos", dijo William Li, titular de la Fundación Angiogénesis, con sede en Massachusetts.
"Lo que comemos es realmente nuestra quimioterapia tres veces al día", agregó el especialista. Otros alimentos buenos: Los investigadores compararon algunos alimentos con drogas utilizadas en tratamientos contra el cáncer y encontró que la soja, el perejil, las uvas rojas, frutillas, frambuesas y otros comestibles son igual de efectivos o incluso más potentes a la hora de combatir un tumor. Consumidos juntos, esos alimentos resultaron aún más exitosos en el combate a las células cancerosas, según el trabajo presentado. "Descubrimos que la Madre Naturaleza roció a una gran cantidad de alimentos con propiedades antiangiogénicas", enfatizó Li en referencia a la capacidad de esos elementos de reducir la multiplicación de células malignas.