En momentos como los presentes, es necesario optimizar recursos y despertar la innovación para optimizar ventas. Los presupuestos publicitarios se restringen en todos los sectores, también en el mundo del vino. Este corto pero conciso artículo te muestra pros y contras de la publicidad en contraste con la promoción directa.

1.- LA PUBLICIDAD ES UNIDIRECCIONAL, CREA UNA PERCEPCIÓN SIN LA PARTICIPACIÓN ACTIVA DEL DESTINATARIO.
- Utiliza medios y soportes que acceden al consumidor.
- Tiene costes que no se corresponden con los márgenes de los productos.
- Obliga a competir con inversiones de otros (competidores o no) más poderosos.

2.- LA PROMOCIÓN Y EL MARKETING DIRECTO SUELEN EXIGIR UNA PARTICIPACIÓN ACTIVA DEL DESTINATARIO.
- Concreta ofertas e invita a una decisión rápida
- Crea vínculos que permiten identificar y referenciar al cliente
- Permite vincular más directamente sus resultados a las ventas.

3.- LA INTEGRACIÓN DE AMBOS PROCESOS TÉCNICOS ES NECESARIA, PERO...
- Exige diferenciar los destinatarios.
- Conseguir la participación de los canales de venta.
- Formar a la organización e implicarla en los procesos.
- Limitar las inversiones promocionales para no devaluar la imagen del producto.