Las bondades curativas de la fruta nativa de Polinesia, conocida como noni, ha despertado interés en su estudio, cultivo, transformación y promoción de su consumo. La fama del noni está creciendo, razón por la cual en Estelí ya existen productores que siembran pequeñas áreas demostrativas, para abastecer a grupos de mujeres que transforman la fruta en jarabe, jugo y vino. La aceptación ha sido gradual, muchas personas compran la fruta en su estado natural en el Mercadito Campesino, que todos los fines de semana se instala en el parque, otros prefieren consumirlo ya transformado porque aseguran que el sabor es más aceptable. En Pueblo Nuevo, municipio de Estelí, el colectivo Ciguanábana, integrado por seis mujeres, se dedica a la transformación del noni. Con financiamiento del Proyecto de Desarrollo de la Zona Seca (Prodesec) instalaron un laboratorio donde procesan la fruta.

Francisca Evelia Gutiérrez Lira dijo que el proyecto contribuye al fortalecimiento de la economía en la zona seca. Te tenemos empleo seguro, ampliamos nuestros conocimientos con capacitaciones, llevamos salud y compramos la fruta y miel de abeja a pequeños productores, destacó.

El colectivo Ciguanábana, que en náhuatl significa sociedad de mujeres, desde hace seis meses incursionó en la transformación del noni y gradualmente abren mercado a sus productos, los cuales envasan y etiquetan. La lucha futura es conseguir el registro sanitario y el código de barra, dijo.

El grupo de mujeres es celoso con sus recetas y la forma de preparar sus productos. Eso es un secreto, hemos pasado mucho tiempo para alcanzar el gusto y la calidad de nuestros vinos y no podemos regalar nuestro esfuerzo, dijo Martha Calero, presidenta del colectivo.

Te podemos decir que uno de los secretos es la fermentación y el envase, no usamos el plástico porque no obtiene el mismo resultado de durabilidad y sabor, envasamos en vidrio, aunque caro, es más higiénico y no suelta sustancias químicas, explicó.

Las Ciguas, como han bautizado a este colectivo en Pueblo Nuevo, son un ejemplo de esfuerzo, investigación, organización y constancia en el trabajo. El noni cura más de 40 enfermedades.