El Cabildo de Lanzarote está estudiando la posibilidad de transformar en vinagre balsámico de gran calidad alrededor de 130.000 litros del vino producido por la Corporación Insular con el excedente de la última campaña. Se trata de una iniciativa propuesta por el enólogo de la Institución, dado el incremento del nivel de acidez volátil detectado en los tanques del Complejo Agroindustrial de La Granja y de Bodegas El Grifo, y que puede deberse al proceso de trasiego al que fue sometido el vino.



Conviene recordar que, gracias a la intervención del Cabildo, y con la aprobación del Consejo Regulador, las bodegas de la Isla compraron cerca del doble de fruta de lo que en un principio tenían previsto, esto es, más de 560.000 kilos de uva, por lo que era necesario transformarla en vino para una mejor conservación, comenta Inés Rojas.

Bajo la supervisión de técnicos del Cabildo, que asistieron a todo el proceso de precintado y análisis, inicialmente se almacenó el producto en las instalaciones de las bodegas El Grifo, La Geria y Bermejo, las únicas que en aquel momento tenían espacio en sus tanques. Sin embargo, debido a problemas de almacenamiento, se recurrió posteriormente a transportar parte del vino a bodegas que no habían comprado uva, como es el caso de Tinache (en torno a 50.000 litros), y a las propias dependencias del Complejo, que fueron acondicionadas y adecentadas para alojar unos 120.000 litros.

Precisamente en ese momento se apreció que 80.000 litros del vino almacenado en el Complejo y 50.000 del recogido por El Grifo presentaban un aumento en el nivel de acidez volátil, por lo que se recomendó no mover más el producto y se planteó la posibilidad,? que podría ser muy positiva, de aprovechar esos caldos para producir, por primera vez, un vinagre de malvasía balsámico que podría optar a la denominación de origen?, señala la presidenta.