El vino está omnipresente en el último film de Woody Allen: En "Vicky Cristina Barcelona", el vino es casi un hilo conductor de la película, ambientada en España. Los personajes pasan mucho tiempo con copas en la mano.

Que el vino tiene glamour en EEUU nadie lo duda, algo que queda claro en varios de los grandes films de Hollywood o incluso en pelí­culas con presupuestos más modestos como "Sideways" (Entre copas). Pero lo que acaba de filmar el célebre director Woody Allen es casi un homenaje al vino, y especialmente al de origen español.

En su último film, "Vicky Cristina Barcelona", el vino es una especie de hilo conductor de la pelí­cula, por el tiempo que pasan los protagonistas con copas en la mano y charlando entre tintos y blancos. Según consigna el sitio de noticias 20minutos, los vinos que aparecen en el film fueron creados por el célebre enólogo español Alvaro Palacios, quien desde su bodega de Gratallops revolucionó hace una década la vitivinicultura de la región del Priorat, en Cataluña.

Los vinos elegidos por Palacios son variedades que habí­an quedado bastante relegadas, como los blancos riojanos, elaborados con la uva viura, o tintos del Bierzo (región de León) y el Priorat catalán.

Entre los elegidos por Woody Allen para que beban sus protagonistas se destaca el afamado LˊErmita, un tinto elaborado con uvas Garnacha y Cabernet Sauvignon, que es uno de los vinos más reconocidos de Palacios.