Históricamente, siempre hubo variedades de uva ligadas a determinadas zonas geográficas. Sin embargo, la llegada de la biotecnología al mundo del vino ha hecho que hoy en día, podamos encontrar una gran cantidad de variedades en zonas no autóctonas, y no hay enólogo que se resista a la experimentación. Los consejos reguladores frenan en gran  medida este impulso conservando tradiciones, sin embargo, muchas referencias prefieren sacrificar el cobijo del consejo en pos de una libertad que permite crear caldos diferentes a lo habitual. Saber de uvas es sinónimo de saber de vino, pues conocer algunas variedades nos puede dar una idea muy fidedigna de lo que se puede crear con ellas. Por ello, LugardelVino te explica las principales variedades que pueblan nuestros campos, y en cierto modo, los de todo el mundo.

Albarello: Blanca. La uva es pequeña, muy dulce y glicérica y da lugar a vinos de gran calidad. Es autóctona de Galicia y es la uva básica de la D.O. Rías Baixas. Su cultivo está experimentado un crecimiento espectacular en los últimos años.

Albillo: Blanca. Es una uva relativamente neutra, con un elevado índice de glicerol, lo que confiere suavidad a los vinos. Se cultiva principalmente en Madrid, 6ila y Galicia. Es variedad autorizada en la D.O. Ribeiro y la principal en la D.O. Vinos de Madrid.

Alcañón: Blanca. Autóctona de la zona del Somontano. Da lugar a vinos blancos ligeros y con aroma muy personal.

Alicante: Ver Garnacha Tintorera.

Aragón: Con este nombre y con el de Tinto Aragonés es conocida la uva Garnacha en algunas zonas de Castilla y León.

Bobal: Tinta. Rica en materias colorantes. Aunque es muy discutida, da lugar a buenos vinos rosados. Presente en Valencia, Cuenca y Albacete, sobre todo.

Borba: Blanca. Frecuente en varias comarcas extremeñas. Es bastante productiva, pero no ofrece gran calidad.

Brancellao: Tinta. Uva de gran calidad, pero es muy escasa e, incluso, corre peligro de desaparecer. Es autóctona de Galicia y está contemplada como variedad autorizada en la D.O. Rías Baixas.

Cabernet Franc: Tinta. Al igual que la Cabernet Sauvignon, procede de la región de Burdeos, aunque produce unos vinos más suaves y que se desarrollan con mayor rapidez. Podría estar emparentada con la Mencía, una uva abundante en algunas zonas de Galicia y Castilla.

Cabernet Sauvignon: Tinta. Originaria del Medoc francés, está presente en todos los continentes. Es la variedad de moda, implantada en Cataluña, Navarra y Ribera del Duero, sobre todo, pero se está experimentando en otras muchas zonas españolas.

Caíño: Blanca y tinta. Otra variedad autóctona gallega caracterizada por su escasez. La versión tinta es considerada variedad principal en la D.O. Ribeiro y autorizada en la D.O. Rías Baixas. La blanca es autorizada en Rías Baixas.

Calagraño: Blanca. Una de las viejas variedades autóctonas de Rioja. Daba lugar a vinos blancos duros y bastos, pero que respondían muy bien ante la crianza. El Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja la da por desaparecida, pero parece que aún perviven restos en los alrededores de San Asensio y alguna otra localidad riojana.

Cariñena: Tinta. Productora de vinos robustos pero equilibrados. Se complementa muy bien con la Garnacha. Abundante en Cataluña y La Rioja, donde recibe el nombre de Mazuela. Considerada variedad principal en las denominaciones de origen Calatayud, Costers del Segre, Penedés, Tarragona y Terra Alta.

Cayetana: Blanca. De gran rendimiento. Presente en Badajoz (99%) y Cáceres.

Cencibel: Tinta. Denominación que recibe la uva Tempranillo en algunas zonas del centro y el sur de España. Ver Tempranillo.

Chardonnay: Blanca. Procede de la región francesa de Borgoña. Uva de gran calidad, muy fina, da lugar a vinos aromáticos que ofrecen buenos resultados con una no muy prolongada crianza. Contemplada en el Reglamento de los vinos espumosos y en los de Costers del Segre y Navarra.

Espadeiro: Tinta. Una uva autóctona de Galicia y que, al igual que otras variedades de calidad gallegas, es muy escasa. Está incluida en la D.O. Rías Baixas.

Esquitxagos: Blanca. Una variedad muy abundante en el Bajo Ebro (Tarragona) y en San Mateo (Castellón). Podría ser la Merseguera adaptada a esas zonas.

Ferrón: Tinta. Autorizada en la D.O. Ribeiro. Es muy escasa.

Fogoneu: Tinta. Se cultiva en Mallorca y es mayoritaria en la comarca de Felanitx. Posee ciertas semejanzas con la francesa Gamay, la variedad base del famoso Beaujolais.

Forastera: Blanca. Su cultivo es frecuente en diversas zonas de Canarias, especialmente en la isla de La Gomera.

Forcayat: Tinta. Una variedad bastante productiva que produce vinos con un aroma muy personal, aunque poco estables en cuanto al color. Es una uva autorizada en la D.O. Valencia.

Garnacha: Ver Garnacha Blanca, Garnacha Tinta y Garnacha Tintorera.

Garnacha Blanca: Esta variedad da lugar a vinos de gran cuerpo y elevada graduación alcohólica. Se encuentra muy extendida en España y es la más abundante en Tarragona, Zaragoza y Teruel. Es considerada la variedad principal en las denominaciones de origen Alella, Costers del Segre, Tarragona y Terra Alta.

Garnacha Tinta: Una uva de gran rendimiento que produce vinos muy vigorosos. Es la uva tinta más cultivada en España, especialmente en La Rioja, Madrid, Navarra, Tarragona, Teruel, Toledo y Zaragoza. Es considerada variedad principal en las denominaciones de origen Ampurdán-Costa Brava, Calatayud, Campo de Borja, Cariñena, Costers del Segre, La Mancha, Méntrida, Penedés, Priorato, Somontano, Tarragona, Terra Alta, Utiel-Requena, Valdeorras y Vinos de Madrid.

Garnacha Tintorera: Tinta. También llamada Alicante . Es la única variedad, junto con la Alicante Bouché , que tiene la pulpa coloreada. Frecuente en Albacete, Alicante, Orense y Pontevedra. Considerada variedad principal en la D.O. Almansa.

Godello: Blanca. De gran calidad y poder aromático. Autóctona de Galicia, en los últimos años se está impulsando considerablemente su implantación, sobre todo en la D.O. Valdeorras. Considerada variedad principal en las DD.OO. Valdeorras y Bierzo.

Graciano: Tinta. De escaso rendimiento pero que da lugar a vinos muy apreciados. Los vinos jóvenes de Graciano son muy tánicos, broncos y ásperos, pero experimentan una magnífica evolución durante la crianza en madera y botella. Por ello intervienen en los grandes reservas riojanos y navarros. La uva Graciano no es muy abundante por su escasa rentabilidad y con frecuencia aparece mezclada en una misma viña con otras uvas.

Hondarribi: Blanca (zuri, en euskera) y tinta (beltza). Son la base del tradicional chacolí vasco. La uva blanca es más frecuente en la D.O. Chacolí de Guetaria (Guipúzcoa), mientras que la tinta abunda en la D.O. Chacolí de Vizcaya.

Jaén: Tinta. Una uva muy productiva que está presente en Badajoz y en algunas zonas de Canarias, Granada, Madrid y Toledo. Curiosamente, no se encuentra en Jaén.

Juan García: Tinta. Puede producir interesantes vinos jóvenes de moderada graduación (alrededor del 12% vol.). Es autóctona de la comarca zamorana de Fermoselle, donde es mayoritaria.

Juan Ibáñez: Tinta. Presente en la D.O. Cariñena. No es muy abundante y suele estar mezclada con otras variedades en la propia viña.

Lado: Blanca. Presente en la D.O. Ribeiro, aunque no está contemplada en su reglamento. Da lugar a vinos ligeros y de notable acidez pero con gran potencia y calidad aromática.

Lairén: Blanca. Autorizada en la D.O. Montilla-Moriles. Emparentada estrechamente con la Airén.

Listán: Blanca. Sinónimo de Palomino fino en Jerez y Canarias.

Listán Negro: Tinta. Variedad con cierta presencia en el norte de Tenerife y en otras islas del Archipiélago. Se producen con ella interesantes tintos jóvenes.

Loureira: Blanca. Uva gallega de gran calidad que da lugar a vinos muy aromáticos. Autorizada en las DD.OO. Rías Baixas y Ribeiro. Existe también una Loureira tinta, pero muy escasa.

Macabeo: Blanca. También llamada Viura. Es la base de los cavas. Presente sobre todo en Badajoz, La Rioja, Tarragona y Zaragoza. Considerada variedad principal en las denominaciones de origen Calatayud, Conca de Barberá, Costers del Segre, Navarra, Penedés, Rioja, Somontano, Tarragona y Terra Alta.

Malbec: Tinta. De origen francés, se encuentra introducida desde hace años en la Ribera del Duero y existen pequeñas proporciones en otras zonas.

Malvar: Blanca. Abundante en Madrid (73%), Guadalajara y Toledo. Considerada variedad principal en la D.O. Vinos de Madrid.

Malvasía: Blanca. Procede de Grecia. Da lugar a vinos muy aromáticos y personales. Presente sobre todo en Valencia, Zamora y Canarias. Considerada variedad principal en la D.O. Calatayud. Existe asimismo la variedad Malvasía Riojana, utilizada abundantemente en los vinos blancos de Rioja. En Cataluña es conocida como Subirat Parent.

Malvasía Riojana: Ver Malvasía.

Manto Negro: Tinta. Autóctona de Baleares. Es mayoritaria en la D.O. Binissalem. Da lugar a vinos ligeros y muy equilibrados, con logrados resultados tras una breve crianza en madera y botella.

Marqués: Blanca. Denominación que recibe en algunas zonas la uva Loureira.

Mazuela: Ver Cariñena.

Mencía: Tinta. Según estudios recientes parece que es muy similar a la Cabernet Franc. Da lugar a vinos de gran calidad. Abundante en León (68%), Zamora, Lugo y Orense. Considerada variedad principal en la D.O. Valdeorras y en la D.O. Bierzo.

Merenzao: Tinta. Autorizada en la D.O. Valdeorras, a pesar de que, como la mayor parte de las variedades gallegas, es muy poco frecuente.

Merlot: Tinta. Origen de vinos muy aromáticos y finos. Procede de la región de Burdeos. Tras la Cabernet-Sauvignon, es la variedad de uva más frecuente en todo el mundo. En España se cultiva, sobre todo, en la Ribera del Duero, Cataluña y Navarra.

Merseguera: Blanca. De gran personalidad. Presente en Valencia (69%), Tarragona y Alicante. Considerada variedad principal en la D.O. Valencia.

Moll: Blanca. También llamada Prensal. Es la base de buena parte de los vinos blancos mallorquines. Más frecuente en Binissalem, da lugar a blancos ligeros y equilibrados.

Monastrell: Tinta. Muy dulce y productiva. Da lugar a vinos de color intenso y notable graduación. Presente, sobre todo, en Murcia (52%), Alicante, Albacete y Valencia. Considerada variedad principal en las denominaciones de origen Alicante, Almansa, Costers del Segre, Jumilla, Penedés, Valencia y Yecla.

Morisca: Tinta. De cultivo muy extendido, aunque casi siempre en escasa proporción. Tiene cierta importancia en la comarca vitivinícola de Cañamero. (Con frecuencia es destinada a uva de mesa.)

Moristel: Tinta. Abundante en Huesca y Zaragoza. Considerada variedad principal en la D.O. Somontano.

Moscatel: Blanca. De gran poder aromático y elevado contenido en azúcar. Produce vinos muy característicos y también se destina en buena proporción a su consumo directo, como uva de mesa. Su cultivo está muy extendido por toda España, pero es más abundante en Valencia y Málaga. Considerada variedad principal en las denominaciones de origen de Málaga y Valencia.

Moza Fresca: Blanca. También llamada Valenciana y Doña Blanca. Para algunos, es la variedad Merseguera trasladada a la zona gallega de Valdeorras, donde es más abundante.

Negra de Madrid: Tinta. Bastante productiva y resistente. Abundante en Madrid, Zamora y Toledo.

Negramoll: Tinta. Característica de algunas comarcas canarias, en especial de la D.O. Tacoronte-Acentejo, comarca en la que es mayoritaria. Da lugar a vinos ligeros, suaves y aromáticos de gran calidad cuando son jóvenes.

Palomino: Blanca. Básica en los vinos de Jerez. Denominada Jerez fuera de esa comarca gaditana. Su elevada productividad ha sido la causa de la extensión de su cultivo por numerosas comarcas españolas, en especial las gallegas. Es abundante en Cádiz (68%), Orense, Valladolid, Zamora y Huelva. Considerada variedad principal en las denominaciones de origen Jerez y Condado de Huelva.

Palomino Fino:Ver Listán.

Pansá Blanca: Blanca. Denominación que recibe la uva Xarel.lo o Xarello en la D.O. Alella.

Pardillo: Blanca. Abundante en Badajoz, sobre todo, en la comarca de la Ribera Alta del Guadiana (80%), Albacete y Cuenca. En algunas comarcas se la denomina Pardina.

Parellada: Blanca. Muy productiva y de buena calidad. Una de las uvas básicas en la elaboración de los cavas. Abundante en Tarragona (59%), Barcelona y Lleida. Considerada variedad principal en las denominaciones de origen Conca de Barberá, Costers del Segre, Penedés y Tarragona y en la Denominación Cava.

Parreleta: Tinta. Autóctona de la D.O. Somontano. Da lugar a vinos ligeros y aromáticos.

Pedro Ximénez: Blanca. De alto contenido en azúcares. En mayor o menor proporción, está presente en prácticamente toda España, siendo más abundante en Córdoba (68%), Badajoz, Málaga y Valencia. Considerada variedad principal en las denominaciones de origen Jerez, Málaga, Montilla-Moriles y Valencia.

Petit Verdot: Tinta. De origen bordelés, y especialmente más utilizada en el Medoc. Empieza a dar los primeros vinos en España.

Pinot Chardonnay: Blanca. Ver Chardonnay.

Pinot Noir: Tinta. A pesar de ser una uva tinta, constituye la base de la elaboración del champagne blanco. Originaria de Francia, se encuentra muy extendida en Europa, América y Oceanía. En los últimos tiempos están apareciendo en España ejemplos de sus vinos. Es una variedad de brotación y maduración temprana, propia de climas septentrionales.

Planta Fina: Blanca. También denominada Planta Pedralba. Autorizada por la D.O. Valencia.

Planta Fina de Pedralba: Ver Planta Fina.

Planta Nova: Blanca. Autorizada por la D.O. Utiel-Requena.

Prieto Picudo: Tinta. Da lugar a vinos muy aromáticos y personales, algo ligeros en cuanto a color pero muy agradables. Abundante en Zamora y León.

Provechón: Tinta. Está presente especialmente en las comarcas de Aragón y Cañamero. Es variedad autorizada en la D.O. Ribera del Guadiana.

Riesling: Blanca. Originaria del Rhin. De gran calidad, con aroma característico. En España está presente principalmente en Cataluña y algo en Murcia y Huesca.

Rufete: Tinta. Se encuentra, sobre todo, en la Sierra de Salamanca. Da lugar a vinos ligeros, de baja intensidad cromática y con tendencia a una rápida oxidación.

Samsó: Tinta. Es una variedad tradicional del Penedés, pero en la actualidad no tiene gran importancia cuantitativa.

Sauvignon: Blanca. De origen francés. Se comporta muy bien en vinos sometidos a crianza y en los cavas. En España se cultiva, sobre todo, en Castilla y León y Cataluña.

Sensible: Ver Tempranillo.

Sousón: Tinta. Otra de las múltiples variedades autóctonas gallegas, también muy escasa. Contemplada en los reglamentos de las denominaciones de origen Rías Baixas y Ribeiro.

Subirat Parent: Blanca. Considerada variedad principal en la D.O. Penedés. Se cultiva también en Rioja, donde recibe el nombre de Malvasía Riojana.

Sumoll: Tinta. Cultivada en la zona de Artés (Barcelona) y en la D.O. Conca de Barberá, aunque no está contemplada en su reglamento.

Syrah: Tinta. Variedad de incierto origen persa, con importante implantación en el centro y sur de Francia. Los prestigiosos vinos de Hermitage suelen estar elaborados al 100% con esta uva. Su presencia en España es muy minoritaria (Cataluña y La Mancha).

Tempranillo: Tinta. De gran finura y muy aromática. Estrella de las variedades de uva españolas. Llamada Ull de Llebre en Cataluña, Cencibel en Castilla-La Mancha y Madrid, Tinto Fino y Tinto del País en Castilla y León. Abundante en Burgos, La Rioja, Alava, Cuenca y Ciudad Real. Variedad principal en las D.O. Calatayud, Cigales, Conca de Barberá, Costers del Segre, La Mancha, Penedés, Ribera del Duero, Rioja, Somontano, Utiel-Requena, Valdepeñas y Vinos de Madrid.

Tinta de Toro: Tinta. Da lugar a vinos aromáticos y de acusada calidad, aunque no es muy productiva. Algunos mantienen que se trata de la Tempranillo aclimatada a la zona zamorana que le da nombre. Considerada variedad principal de la D.O. Toro.

Tinta del País: Ver Tempranillo.

Tinto Fino: Tinta. Denominación que recibe la uva Tempranillo en Castilla y León.

Torrontés: Blanca. Originaria de Galicia, produce vinos de poco cuerpo y notable acidez, con gran personalidad e intenso aroma. Presente en toda Galicia y en Córdoba.

Treixadura: Blanca. Autóctona de Galicia. Es una de las más aromáticas variedades de uvas gallegas y su cultivo está siendo impulsado en diversas zonas. Considerada variedad principal en la D.O. Ribeiro.

Trepat: Tinta. Presente en la D.O. Costers del Segre y en la D.O. Conca de Barberá.

Ull de Llebre: Tinta. Ver Tempranillo.

Verdejo: Blanca. De gran calidad, una de las mejores variedades blancas de España. Da lugar a vinos muy aromáticos, con cuerpo, glicéricos y suaves. Abundante en Valladolid (69%), Segovia y Avila. Considerada variedad principal en la D.O. Rueda.

Verdello: Blanca. Presente en algunas zonas de Canarias.

Verdil: Blanca. Presente en Alicante y Murcia.

Verdoncho: Blanca. Se encuentra dispersa en la D.O. La Mancha y en la D.O. Manchuela. No es de calidad.

Viognier: Blanca. Una variedad autóctona del norte de las Côtes du Rhône, pero que todavía posee escasos adeptos entre los viticultores españoles. Sin embargo, su gran calidad y su adaptación a los parajes cálidos permite prever un progresivo aumento de su cultivo en España.

Viura: Ver Macabeo.

Xarel.lo o Xarello: Blanca. Junto a las variedades Macabeo y Parellada forma la trilogía de los cavas. Da lugar a vinos muy aromáticos. Es considerada variedad principal en las denominaciones de origen Alella (donde se denomina Pansá), Costers del Segre, Penedés y Tarragona, así como en la Denominación Cava.

Zalema: Blanca. Es de difícil elaboración, con tendencia a una rápida oxidación, y da lugar a vinos ligeros algo neutros. Presente en Huelva (95%) y Sevilla. Es la variedad más abundante en la D.O. Condado de Huelva.