La asociación expresa su satisfacción y señala que el reconocimiento oficial «hace justicia histórica» a su trabajo. El Boletín Oficial de Castilla y León publicó ayer el reglamento para el vino de Valtiendas con el que se reconoce ya la identidad propia para estos caldos, de los que se elaboran unos 350.00 litros anuales. El reconocimiento y publicación del reglamento ponen fin al proceso de consecución de este logro y dan paso a que la Asociación Vino de Calidad de Valtiendas comience su andadura en el panorama vitivinícola nacional amparado y respaldado por una figura de calidad que certifique la calidad de estos vinos segovianos, según explicó el presidente, Venancio Andrés Cristóbal. La Asociación Vino de Calidad de Valtiendas está formada por un grupo de viticultores de la comarca, así como de cinco bodegas enclavadas en la misma área (Zarraguilla, Tinto Redreja, Hermanos Blanco, Finca Cárdaba /Viña Sancha y Bodegas Vagal) que han apostado desde hace años por el reconocimiento de su viticultura y enología diferenciadora de otro tipo de vinos de la Comunidad.

Sin embargo, anteriormente se intentó desde Valtiendas incorporarse a la Denominación de Origen Ribera del Duero, dada la proximidad geográfica, pero finalmente se descartó la posibilidad.

La comarca de Valtiendas se encuentra ubicada en la confluencia de las provincias de Segovia, Valladolid y Burgos. Es una zona vitivinícola de larga tradición en la producción y elaboración de vinos rosados y tintos de gran intensidad cromática, potente nariz afrutada y magnífica capacidad para el envejecimiento de sus caldos en barricas.

Los viñedos se encuentran a una altura cercana a los 940 metros de altitud, y en ellos reina la variedad tempranillo o tinta del país, que comparte presencia con otras como la albillo en blancas y las tintas cabernet sauvignon, syrah, merlot y garnacha.

En palabras del presidente de los bodegueros, Venancio Andrés, este reconocimiento hace justicia histórica al trabajo y a la calidad de nuestro viñedo y vinos, que durante décadas han permanecido en un injusto segundo plano, desconocidos por el gran público, situación que esperamos dar la vuelta gracias al trabajo que se está desarrollando.