La región del Maule se vistió de gala para ofrecer por cuarto año consecutivo "La gran Noche del Carménère", en la que se ofrecerán los mejores vinos de esta cepa que se creía extinta a nivel internacional y que fue redescubierta en Chile el año 1994. Las viñas de la ruta del Vino del Valle del Maule, tienen por objetivo seguir promoviendo a esta zona del país como productora de vinos de calidad y diferenciados.

 

 

La "Noche del Carménère" cumple este objetivo. El evento se realizará en La Villa Cultural Huilquilemu, ubicada en el Km. 7 camino internacional Talca a San Clemente.

Maule, la zona del vino
Esta región representa el 44% de la superficie plantada con vides en el país y concentra el 48% de la producción del vino, ya que aquí están presentes 170 de las 451 bodegas del territorio nacional que exportan alrededor del 50% del volumen de vino enviado por Chile al extranjero.

Del total producido por la región del Maule, el año pasado aumentó a un 85% la elaboración de vinos con Denominación de Origen, D.O., lo que aporta un valor agregado a la producción.

Mantenerse es la consigna
Como en todo rubro comercial y productivo, el hecho de vender en el exterior requiere incrementar los niveles de competitividad de la industria. En el sector vitivinícola no hay excepciones. Es por ello que Corfo y la ruta del vino del Maule está preocupados de implementar diferentes medidas para permanecer exitosamente en el mercado.

Una de estas iniciativas tiene que ver con el trabajo constante de la imagen país y región para tener valles vitivinícolas y marcas de vino reconocidos a nivel nacional e internacional, principalmente a través de la promoción con wine writters internacionales o periodistas especializados, además de la mantención de la ruta del Vino del valle de Maule.

Carménère
Esta variedad de uva originaria de la región de Médoc en Burdeos, Francia, fue cultivada hasta el año 1860 cuando los viñedos fueron atacados por la filoxera. Esta plaga extinguió la cepa de todas las viñas europeas y fue reemplazada por el Merlot.

En 1994, el Carménère fue redescubierto en Chile por el ampelógrafo francés Jean-Michel Boursiquot, quien advirtió que algunas parras de Merlot tardaban más en madurar. Los resultados de estudios realizados concluyeron que se trataba de la antigua variedad de Bordeaux Carménère, que había sido introducido en Chile en 1850 desde Francia, y permanecido oculto junto al Merlot.

El Carménère se distingue por un color rojo profundo, aroma donde sobresalen notas verdes como el pimentón. En su sabor se encuentra el chocolate y notas de frutas rojas, bayas y especias. Sus taninos son más amigables y suaves que los del Cabernet Sauvignon. Sus notas vegetales lo hacen menos elegante que un Merlot.