Equipos científicos de Estados Unidos continúan profundizando estudios sobre los beneficios del vino tinto, en dosis moderadas.

 Ya hay científicos que están tomando resveratrol en cápsulas, una sustancia que contienen algunos vinos. David Sinclair, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, descubrió que las sirtuinas (proteínas que reducen las enfermedades degenerativas) pueden ser activadas por el resveratrol.

Investigadores franceses demostraron que la sustancia transformó a ratones sedentarios en atletas.