Por Martín Contreras. Paseando por un evento enófilo tuve la posibilidad de conocer a Bodega de la Cofradía y a su responsable de comunicación, Gabriel Bosso, acá les cuento de este ambicioso proyecto y de uno de los principales servicios que ofrece: realizar un vino propio en la ?primera zona? mendocina.

Bodega de la Cofradía se encuentra en el departamento de Maipú a unos pocos minutos de la ciudad de Mendoza. El edificio en el que se emplaza perteneció a una antigua bodega de 1914 y está acompañado por un de terreno de algo más de 3 has. La arquitectura se basa en módulos rectangulares que se irían adosando a medida que el crecimiento lo requiera, con materiales de gran aislación térmica, sótanos y techos de gran altura con el fin de albergar los caldos a temperaturas adecuadas. La edificación se adapta perfectamente a un proyecto de vinos reservas, Premium y Ultra Premium, con una capacidad operativa de 2 millones de botellas por año, sin ampliación de superficie.

Se trata de la primera bodega en Mendoza dedicada a los vinos de autor. La idea es poder brindar a enólogos, winemakers, amantes y entusiastas del vino una estructura completamente dedicada a la guarda y estiba de pequeñas partidas de vino bajo las condiciones enológicas óptimas, además de brindar una gama de los mejores servicios que necesita un hacedor de vino.

Aparte del soporte de estructura, la Bodega de la Cofradía les ofrecerá a sus socios:

- Provisión de insumos en general. Contacto directo con los principales proveedores del sector para la compra de botellas, corchos, cápsulas, productos estabilizadores y reactivos, entre otros.

- Búsqueda de partidas de uva en momento de vendimia. Un equipo técnico puede realizar la búsqueda de partidas de uva en momento de vendimia, de manera que se pueda elaborar vino coordinando y controlando el momento y forma de una correcta cosecha. La zona se caracteriza por la existencia de numerosos productores independientes que no vinifican sus uvas, con ellos es posible pactar de antemano las condiciones de producción, conducción, poda y demás para asegurarse alcanzar la materia prima de acuerdo al proyecto personal.

- Servicio de embotellado, etiquetado y embalaje. Diseño de etiquetas y embalaje, así como su estiba correcta hasta el momento de su despacho.

- Servicio de despacho a destino.

- Comercialización de vinos: un equipo comercial, seleccionará los mejores vinos elaborados y en guarda y ofrecerá su colocación en canales gourmet, foros y mercados internacionales.

- Servicio de información general. Se realizarán reuniones y talleres periódicos sobre la realidad del vino y las soluciones conjuntas a poder afrontar.

- Soporte de ecoturismo y turismo aventura. Con planes y alternativas para que el placer y el ocio encuentren un punto de equilibrio con el trabajo. Treaking, rafting, cabalgatas en plena montaña, parapente, pesca con mosca, cursos de cata, talleres de cocina regional

Como podrán ver, se trata de un proyecto muy completo así que, si tienen posibilidades, pueden cumplir uno de sus sueños y aprovechar la vendimia 2009 que en cuestiones de calidad viene muy bien según lo anuncian los informes del Instituto Nacional de Vinicultura

Martín Contreras