Los últimos datos facilitados por La Fundación para la Investigación del Vino y Nutrición, FIVIN, indican que cada español consume una media de 33 litros al año. La zona Norte-Centro es el área donde más se degusta el néctar rojizo. Comparado con otros países de la CEE, la media es baja.

 

«Sin ir más lejos, el consumo de vino en Francia se sitúa en unos 70 litros por persona anuales, y eso que va bajando. Aun así, nos doblan». Sobre las propiedades del vino resalta su «efecto bondadoso» para el corazón ya que «contiene muchos antioxidantes».

Si los estudios recomiendan no pasarse de dos copas de vino al día, Cuscó asegura que «tampoco pasa nada» si se toma una más. Sin embargo, lo matiza diciendo que esta cantidad sería aplicable «a los hombres», ya que las mujeres deberían bajar la cantidad, y a las personas «exentas de enfermedades».