El tren del vino, el Tren-pranillo, recorrerá, los días 5, 6, 12 y 13 de septiembre, el trayecto entre Logroño y Haro, en el que el viajero podrá contemplar paisajes de viñedos en pleno mes de vendimia.


Este singular tren realizará paradas en Briones y Haro. Los pasajeros deberán elegir su destino y también la bodega que desean visitar, entre las doce que participan en la iniciativa.
Además, los viajeros disfrutarán de un recorrido turístico por el municipio y de la visita al Museo de la Cultura del Vino (en Briones) y del Centro de Interpretación del Vino de La Rioja (en Haro).