El Vino de misa se elabora exclusivamente de vid y con uvas maduras de acuerdo con los tratados que sobre este tema se hicieron en el concilio de Florentino y de Tridentino, todo ello actualizado en una estricta normativa que recopiló en el concilio eucarístico diocesano de Barcelona del año 1944 el jesuita Eduardo Victoria en un libro que podemos encontrar, llamado ?el pan y el vino eucarísticos?. Los vinos podrán ser secos aunque se prefieren los dulces, no se permite la adición de mostos y mistelas sin fermentar pero si la concentración de estos antes del fermentado, no así la adición de azucares (chaptalización).

En la fermentación se puede añadir levadura seleccionada pero no taninos, colorantes, asépticos y clarificantes, salvo la clara de huevo.

La adición de sulfuroso está permitida antes de la fermentación, pero no a posteriori. Y para no alargar esto, terminar diciendo que la fermentación se puede parar para dejarlo dulce añadiendo alcohol vínico o por calor, que de tantas reglas parece un alimento Kosher, pero en este caso no se trata de hacer algo impuro sino de asemejar lo máximo posible el vino al que tomó Jesús en la ultima cena, que por cierto era Syrah.

En cuanto al color de los mismos la tendencia actual es la de poner vinos blancos ya que los tintos manchan los corporales (como pañuelos con los que se limpia el cáliz o copa utilizada para la consagración) y luego no hay quien quite las manchas.

Por último comentar que tradicionalmente han existido dos casas elaboradoras de vino de Misa, una en Corella, Navarra y otra en Tarragona capital, De Muller, proveedores oficiales de vino de misa del Vaticano, desde el siglo XIX. En su etiqueta se puede ver la relación de Papas que han celebrado la Santa Misa con su vino. Actualmente continúan siéndolo, aunque la familia De Muller, hace años vendieron la empresa.

Pero en la actualidad los valencianos como yo podemos sentirnos orgullosos de poseer la bodega que más vino de misa elabora de España, que es la Cooperativa de Turis con su San Leandro.

Santa salud!

Por Fernando Martínez.

www.ladrondelunas.es

www.bodegadevinos.es