En la naturaleza no abundan las uvas rosadas, pero existe una variedad de uva rosada. La cepa Poulsard se utiliza para la producción de vinos rosados; como el cultivo de esta variedad de uva es puramente local y anecdótico no hay más remedio que recurrir al pigmento de las uvas tintas.

 

Los vinos rosados se elaboran a partir de unas tintas o de una mezcla de tintos y blancos, después de que sus mostos hayan fermentado sin los orujos, lo cual les da su color característico.

La elaboración del vino rosado se puede hacer de tres maneras muy diferentes entre sí:

Por sangrado.
Las vendimias tintas se maceran durante unas horas, hasta que los mostos adquieran el color deseado.Luego se sangra la cuba, se extrae el mosto y se le deja proseguir su fermentación como se hace con los vinos blancos.

Por prensado.
Las uvas tintas se prensan para obtener el mosto coloreado. Se mezclan los mostos extraídos del escurrido y del prensado y a continuación se fermentan como los vinos blancos; aunque se puede diferenciar los rosados por prensado y los rosados por escurrido.

Por escurrido
Dependiendo de la variedad de la uva sea blanca o tinta se realizará el mismo proceso de vinificación en blanco o la vinificación en tinto. Dentro de este proceso de vinificación del vino blanco podemos hablar de los claretes. El proceso de elaboración de los claretes comparte parte de la elaboración típica de los vinos tintos (en sus primeras fases) y partes de la elaboración de los vinos blancos (a partir de la fermentación).