El pasado 30 de enero, Tenerife recibió una misión comercial inversa de sumilleres suecos interesados en conocer los vinos canarios. Los componentes de esta misión habían ganado un concurso organizado por la Oficina Económica y Comercial de España en Estocolmo, dentro de las actividades de promoción de los vinos españoles en Suecia. Las bodegas visitadas estaban en las islas de Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria. Los participantes señalaron a los representantes de ICEX, organismo responsable de esta misión comercial, que gracias a la acción han conocido con profundidad una zona y unos tipos de vinos relativamente desconocidos para ellos. También transmitieron su sorpresa por la calidad de los vinos que habían tenido la oportunidad de catar durante las visitas