La venta en Sotheby's de la colección de vinos del ex presidente del Reader's Digest Association Thomas O. Ryder se disparó, superando la estimación superior en $200,000. El lote más caro, una caja de Chateau Petrus de 1982, alcanzó el sólido monto de $56,762, incluida la comisión.

Compradores entusiastas gastaron más de $34 millones en las 11 ventas del mes pasado.

El productor de Star Burgundy Domaine de la Romanee-Conti continúa siendo un favorito. En Christie's de Nueva York, los vinos de DRC ocuparon nueve de los 10 puestos tope. Una caja de DRC Romanee-Conti del 2000 se vendió en $60,000.

La gran sorpresa de Zachys fue media caja de champaña rosa Roederer Cristal de 1974 --estimada de $1,000 a $3,000-- que escaló a $23,800 en una frenética guerra de ofertas.

En la venta en Zachys de la bodega del coleccionista sueco Nils Stormby, tan solo los 135 lotes de prístino Chateau d'Yquem superaron los $2 millones, más del doble de la banda alta de estimaciones. Dos cajas de 1945 se vendieron en el monto récord de $178,500 cada una, lo que muestra que una proveniencia impecable, la rareza y la singularidad siguen siendo claves para los precios.

Las mejores cosechas de nombres como Romanee-Conti, Lafite y Mouton-Rothschild son como estrellas cinematográficas que atraen grandes sumas a la taquilla. Una nueva adición a la lista exclusiva de etiquetas célebres es el Ródano (Rhone) de 1961 de Paul Jaboulet Aine Hermitage La Chapelle, muy raramente visto y un favorito para coleccionar. Una caja de este vino fabulosamente complejo se vendió por $247,747 en Christie's de Londres, un récord para una caja de vino del valle del Ródano.