Se acercan fechas de excesos en lo referente al alcohol. Por ello, hoy mostramos cinco consejos para sobrevivir a la fiesta de fin de año de la oficina, a la cena con amigos o a la comida de navidad en familia. Beber con moderación es saber beber, y si has de conducir, mejor no probarlo o ponerte de acuerdo con un conductor que no beba. A saber:

 

Tip 1: Comienza la noche feliz, no hambriento. El alimento ayuda a reducir la velocidad de la absorción de alcohol, dando al cuerpo más tiempo para que metabolize las toxinas.
Comé algo en tu casa antes de ir a la fiesta, nunca ingieras alcohol con el estómago vacío. Los productos lácteos (leche o yogur) crean una película protectora en el estómago. Durante la fiesta come entre copa y copa.

Tip 2: Elige las bebidas más suaves y ligeras. La cosa no es no ingerir alcohol, sino hacerlo de una manera responsable e inteligente. Las bebidas con menos alcohol te permiten divertirte con tus colegas y amigos sin hacerte demasiado achispado. En vez del vodka (80% alcohol), buscá bebidas con un contenido más bajo de alcohol. Recordá que las bebidas con un contenido inferior de alcohol también significa ingerir menos calorías, y hay que cuidar la linea...

Tip 3: Mantenete hidratado. Alterná el alcohol con jugos de frutas, gaseosas o agua para evitar la deshidratación, más en lugares de calores sofocantes..

Tip 4: Toma sólo un tipo de bebida alcohólica. No mezcles! Esta es la regla de oro para sobrevivir a cualquier fiesta y no tener que lamentarnos al día siguiente por la resaca. Cuando te decidas por una, sele fiel toda la noche y no la mezcles con otra. Y atento! No mezcles bebidas fermentadas con las destiladas.

Tip 5: Decile NO a los cockteles preparados con demasiados licores con alcohol. No te fíes de mezclas de brandy, ron, whisky o vodka. Son bombas de relojería que estallan al día siguiente.

A disfrutar!