Acompañar una comida con el vino "correcto" para que los sabores armonicen y, a la vez, se potencien, es el secreto del maridaje. Algunas sugerencias para seleccionar una variedad de vino que se lleve bien con el menú que estemos por saborear son las siguientes:

 

€-Malbec. Un vino suave, frutado, ideal para pastas, carnes grilladas y quesos semiduros.

€-Merlot. Vino con aroma a cerezas negras, óptimo para las carnes a la cacerola.

-Cabernet Sauvignon. Ideal para carne asada y comidas fuertes, como guisos.

-Pinot Noir. Cepa de marcada acidez, aunque de suave aroma, se recomienda para aves y carnes con salsas livianas.

-Syrah. Vino especiado, muy aromático, para acompañar comidas como el cordero.

-Chardonnay. Blanco, frutado, de poca acidez, es el complemento perfecto para pescados y aves salseadas. "€¢Sauvignon Blanc. Frutado y aromático, blanco y ácido. Clásico para los frutos de mar.