¿Alguna vez pensaste en la inversión que tienes en tu colección de botellas de vino? Mientras el tiempo pasa, los vinos aumentan de valor. Es por eso que deberías considerar el asegurar tu colección. Aquí están algunas de las cosas que tienes que tener presente antes de comprar una póliza, o de renovar o de enmendar una que ya tienes contratada:

 

* Busca una compañí­a de seguros confiable, seria y sólida: Consulta a tus amigos, pide referencias.

* Pide un asesor con el fin de tener una relación más fluí­da con la empresa, y no perder tiempo.

* Asegura tu colección por separado si es muy valiosa: No la incluyas en el seguro total de tu casa. Hazle un seguro aparte. El costo promedio de una botella adquirida en una bodega es de 100"‚¬ o más; pero algunos vinos pueden alcanzar fácilmente los 700"‚¬ a 1.000"‚¬ la botella. Un sótano que contiene, por ejemplo, 500 a 1.000 botellas, puede valer entre 50.000 "‚¬y 100.000"‚¬. Los valores pueden subir fácilmente en millones para colecciones más grandes, o para colecciones de vinos importados y/o antiguos.

* Elige la cobertura combinada o la cobertura detallada, o una combinación de las dos: con la cobertura combinada, tu colección entera queda asegurada bajo un lí­mite de hasta 50.000"‚¬. Con la cobertura detallada puedes asegurar los vinos valorados en 10.000"‚¬ o más y se puede combinar con la cobertura combinada para proporcionar la mejor protección para tu colección.

* Si contratás una poliza, asegurate que cubra todos los riesgos. Contratá un seguro que te cubra un gran espectro de causas de pérdida como: Contra roturas accidentales, fractura por fuego o hurto, inundación, robo, etc. Puedes además contartar una cobertura por daño o pérdida debido a la interrupción de la energí­a o a la interrupción mecánica del equipo de aire acondicionado y del control de la humedad, que son coberturas crí­ticas para los amantes de los vinos. Seguro para el vino guardado en distintas ubicaciones, incluí­dos los vinos que están guardados fuera de nuestro sótano o bodega; seguro contra daños por transporte; y un seguro inmediato para las nuevas adquisiciones.

* No transportes tu vino sin la aprobación de tu compañí­a de seguros. Antes de que transportes tu vino, preguntá a tu agente asegurador si esto es un riesgo cubierto por tu póliza de seguro. Asegurate también que tu vino está protegido mundialmente y mientras esté en tránsito.

* Guarda las facturas de compra y mantené a tu compañí­a aseguradora informada. Cada vez que adquieras botellas de vino para tu colección guardá las facturas para informar a tu compañí­a aseguradora, para que te informen si es necesario incrementar el valor de tu póliza.