Elección, conservación, temperatura, servicio, maridaje, compañía y disfrute. A grandes rasgos, estos podríamos decir que son los 7 pasos a tener en cuenta por un principiante a la hora de degustar un vino. No te llevará mas de 7 minutos saber lo necesario. ¿Te atreves?

 

"€Cómo servirlos. Los blancos deben servirse frí­os, pero no helados, alrededor de los 12ºC; los tintos hay que refrescarlos para bajarles la temperatura, y lo conveniente es que estén a 18ºC. Para tomarlos, deben utilizarse copas y no vasos.

"€Conservación. Acostar las botellas y mantener el espacio a una temperatura constante de alrededor de 13ºC. Hay que evitar los lugares de mayor exposición, como cocinas o salones; resulta más conveniente almacenarlos en lugares cerrados, como un armario.

"€Variedades. Una vinoteca familiar básica deberí­a incluir, junto a los tradicionales malbec y cabernet, otras variedades argentinas de tinto (merlot, syrah) e incluso cepajes propios de otras latitudes, como el tempranillo español. En la selección de blancos, no deberí­a faltar un torrontés.

"€En la mesa. Una vez decidido el vino que se beberá, hay que mantenerlo en una conservadora a 12 grados de temperatura y 85% de humedad.

"€Maridaje. Buscar el equilibrio de sabores entre el vino y la comida con que se lo va a acompañar.

"€Compañí­a. Un buen vino hay que compartirlo con la persona ideal: no es la más cercana en el afecto, sino la que "va a honrar el vino porque está en condiciones de valorarlo", según sostienen algunos enólogos, que también sugieren beber en estado de felicidad, nunca para ahogar la tristeza. El vino no es un quitapenas, sino la celebración de la vida.

"€La "edad". Existe el mito de que un vino, cuanto más viejo, mejor. Pero en realidad, cada vino tiene su momento de apogeo para después iniciar un proceso de declive, cuya duración varí­a de acuerdo con múltiples factores (elaboración, tipo de uva, etc.). Por ejemplo, para beber un buen Rioja español es aconsejable hacerlo dentro de los diez años que transcurren desde su momento de salida al mercado.

"€Sed. El vino no está hecho para apagar la sed, para eso está el agua. Por eso, en la mesa, junto a cada copa de vino nunca debe faltar un vaso con agua.

"€Cómo guardarlo. Si no se terminó todo el contenido de una botella, se puede tapar con un corcho y guardarla en un lugar fresco, pero no más de dos dí­as.