¿Quién regula el sector del vino? ¿Quién toma las decisiones? ¿Qué factores son importantes? Aunque a priori pueda parecer tradicional, este sector se ha vuelto complejo y las decisiones dependen cada vez de más entidades públicas y privadas. Este pequeño repaso resume los principales actores del sector. Si vas a producir vino, comercializarlo, ofrecer servicios al sector o consumirlo, esto te interesa...

PARTES DEL SECTOR

Viticultores: Profesionales autónomos o asociados en cooperativas y S.A.T. responsables de la fase vitícola. Presentes en todas las comunidades autónomas españolas, y ocupando la producción vitícola un lugar relevante en el conjunto de sus producciones agroalimentarias.
Industrias auxiliares: Suministradores de productos al sector vitícola y vinícola, como viveros, productores de fertilizantes, vidrieras, sector del corcho, toneleras, imprentas especializadas, transporte, publicidad y marketing de vinos, etc.
Industria vinícola: Los principales tipos de empresas son las bodegas cooperativas y SAT elaboradoras, y, en su caso embotelladoras, las pequeñas y medianas empresas principalmente familiares, las empresas vínicas de nicho, las comercializadoras en origen a granel, las destiladoras, los fabricantes de mosto, las grandes empresas vínicas de amplia gama.
Distribución: Empresas distribuidoras de vinos y otros productos de la vid tanto al por menor (alimentación) como al canal HORECA.
Sector servicios: Canal HORECA -hostelería, restauración y catering-.
Consumidores: Clientes finales consumidores de vino y los productos de la vid.
QUIEN REGULA

En este modelo del Sistema Vitivinícola intervienen como principales reguladores:

- La Unión Europea: la Política Agraria Común, a través de diferentes mecanismos ?como la OCM- y de diversos fondos: Fondo Europeo de Garantía Agrícola (FEAGA), Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), ofrece el marco regulador europeo fruto del consenso entre los distintos Estados miembros.

- El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: responsable de la política agraria y de la industria agroalimentaria en España.

- El Instituto Español de Comercio Exterior: responsable de las iniciativas de promoción exterior.

-Otras unidades de la Administración General del Estado: con responsabilidades en las áreas de educación, industria y comercio, salud pública, medio ambiente, empleo y formación continua, comercio exterior, fiscalidad y aduanas.

- Las Comunidades Autónomas: en nuestro modelo constitucional, las Comunidades Autónomas y sus organismos de promoción, tienen importantes competencias y responsabilidades que afectan al sector vitivinícola en todos sus ámbitos.

-Los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen y específicas: de acuerdo con sus funciones y responsabilidades.

ELEMENTOS ESENCIALES DEL SISTEMA

Vino, mosto, vinagre de vino y alcohol de uso de boca: A los efectos de esta estrategia las referencias al vino deberán entenderse como acepción amplia, que incluye tanto al vino propiamente dicho como a otros productos derivados de la vid (mosto, vinagre de vino y alcohol de uso de boca).
Desarrollo regional: Impacto económico de la industria del vino en un territorio en términos de uso de la tierra, empleo, riqueza, atractivo turístico y servicios complementarios demandados.
Balanza comercial: Repercusión significativa de las exportaciones de vino y productos de la vid en la balanza de pagos española.
Sostenibilidad y medio ambiente: Repercusión medioambiental de la producción y la industria del vino -uso de la tierra y el suelo, necesidad de agua de riego, fertilizantes y pesticidas, reciclado de envases, gestión de residuos, paisaje-.
Imagen internacional: Relevancia del vino y de sus indicaciones geográficas, como imagen internacional de un territorio y de un país, por llegar directamente.