Por Jaime Sanz. Un vino de autor es el que produce y personaliza un enólogo haciendo uso de sus conocimientos, criterios y gustos personales. Es decir, que el vino que elabore será producto de la investigación, y llevará el sello de su creador, ya que cada enólogo tiene su propio estilo, que lo diferencia de los demás.

 

Estos vinos deben expresar al máximo las características de cada variedad, las peculiaridades de cada terruño, las cosechas...

¿Pero qué diferencia a estos vinos de los que los enólogos elaboran en la bodega?

La diferencia principal radica en los volúmenes a elaborar. Ya que de los vinos de autor se elaboran generalmente partidas muy pequeñas, mientras que de los otros se elabora más cantidad dependiendo de la demanda y los mercados de la bodega.

Jaime Sanz.

El Mundo Del Sumiller