Se trata del proyecto "Viñedo del Futuro", que en Chile lidera Samuel Ortega, director del Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatología de la Universidad de Talca. La investigación se realizará también en Australia a través de la Universidad de Adelaida y en España, con la colaboración de la Universidad de La Rioja (norte). Los expertos usarán tecnología de última generación para medir los parámetros de las vides y observar los efectos en las plantas de algunos escenarios habituales del cambio climático, como las altas temperaturas o la escasez de agua. "Mediremos todo lo que esté ocurriendo en la planta, para entender cómo las altas temperaturas o los cambios de clima afectan el crecimiento, el rendimiento y la calidad de las vides", explicó el profesor Samuel Ortega a Efe. En Chile, el proyecto se llevará a cabo a partir del mes de agosto en una parcela de cinco hectáreas de la viña Terranoble, en el Valle del Maule, unos 250 kilómetros al sur de Santiago.