Arqueólogos israelíes han descubierto una prensa de vino de 1.400 años de antigüedad perteneciente a la era bizantina. Es excepcionalmente grande y avanzada para su época ya que mide mide 6,5 por 16,5 metros. Ubicada en el sur de Israel a unos 40 kilómetros al sur tanto de Jerusalén en lo que parece ser un área industrial y de artesanía.

 

El asentamiento del siglo VI al VII estaba situada en medio de una región agrícola" en un periodo en el que la zona formaba parte del imperio bizantino, la mitad este del antiguo impero romano.

"El tamaño de la prensa de vino indica que la cantidad de vino que se producía en ella era excepcionalmente grande y que no estaba diseñada para el consumo local", dijo Ad en un comunicado. El vino probablemente era exportado a Egipto, un mercado de exportación importante en aquel entonces, o a Europa, agregó. Una prensa de vino idéntica fue descubierta previamente a unos 20 kilómetros de distancia, al norte de Ashkelon. La forma de las cubas de fermentación de la prensa no era práctica porque el sedimento se acumularía en las esquinas.

Probablemente fueron construidas de esta manera, y no en la tradicional forma circular o cuadrangular, por razones estéticas, concluyó. "Esta es una prensa de vino muy compleja que refleja un alto nivel de tecnología para este periodo, y que fue adquirido y mejorado de generación a generación". El aparato entero originalmente medía unos 15 por 16,5 metros e incluía un suelo para pisar la uva decorado con mosaicos. El jugo producido por la uva fluiría del suelo a una cuba de distribución, y desde allí, a través de agujeros, a dos cubas de almacenaje ubicadas a ambos lados.