Si te apetece plantar una vid en casa, o regalarla (mañana es un gran día para ello), los siguientes consejos te ayudarán a conocer los cuidados necesarios para triunfar en el intento. Compra una maceta (o una cubitera si quieres ser original), una planta de vid y tierra. Con cariño y un poquito de dedicación verás el ciclo vegetativo en tu hogar.

- Eliminar la envoltura de plástico antes de proceder a la plantación.

- No sacar la cera que cubre la mayor parte de la vid.

- No separar la planta del receptáculo en el que se sirve, ya que este se descompone fácilmente una vez plantado.

- El diámetro de la meceta debe medir unos 50 cm. También su altura será más o menos proporcional.

- La tierra no deberá ser ni demasiado arenosa ni arcillosa,con un nivel de materia orgánica importante.En caso de abonar este debe aportar Nitrógeno,Fósforo y Potasio.

- Plantar toda la vid en la maceta, solamente deben de quedar visibles unos 20 cm.

- Riegue la planta joven tanto como sea necesario. El hecho de que la vid sea plantada en una maceta y no directamente a la tierra necesita más hidratación ya que la superficie de evaporación es considerable. En la parada hivernal se regará solamente de vez en cuando.

- La poda se realiza entre los meses de enero y marzo. Es importante una buena poda para conseguir un buen crecimiento vegetativo y una buena fructificación. Se podan todos los sarmientos, dejando solamente dos de estos podados de forma que les queden dos nudos,también llamados borrones.

 

CUANDO PLANTARLA

No existe una fecha óptima establecida de plantación. Las plantas pueden plantarse durante todo el invierno hasta principios de la primavera.

En zonas muy frías, la plantación se realiza bien entrada la primavera, para evitar el posible riesgo de heladas. En zonas más cálidas las plantaciones se realizan a principios del invierno.

Las plantaciones tempranas, se establecen pronto en el terreno definitivo con la finalidad de tener todo el invierno por delante para recibir el aporte de agua de esta estación. Actualmente, como la mayor parte de las plantaciones se realizan con sistemas de riego goteo, eliminamos la necesidad de plantar pronto, pudiendo alargar mucho mas la época de plantación por disponer de un aporte externo de agua.

En la época invernal, es frecuente que la climatología sea caprichosa, y que nos condicione mucho la época o la forma de plantación. Tenemos que recordar que para realizar una buena plantación el suelo debe de estar en tempero, que es el estado ideal para realizar labores.

FUENTE: VITIVINICULTURA.NET