Uno de las variedades de uva más antiguas ya que su inicio está constatado en la época romana. La noble variedad es la base de los vinos de Borgoña y es imprescindible en la formula del Champagne vinificado en blanco. En su juventud posee una amplia gama de aromas frutados de la franja de las frutillas, las frambuesas y grosellas.

También pueden aparecer tonos terrosos y un dejo a remolachas hervidas. Con la evolución adquiere notas de almendras tostadas y frutos secos. Vinos muy elegantes, las pocas bodegas que lo producen, los hacen ligeros, sin complejidades.