La crítica bendice los productos de este danés considerado el rey midas de la DO Ribera del Duero. Dicen los expertos y entendidos que Peter Sisseck es el rey midas de la Ribera del Duero. Todos los vinos que este danés elabora son bendecidos con los halagos de la critica y se sitúan entre los más deseados del panorama internacional.

Si hace años Robert Parker, denominado gurú de la enología, calificó con un 98/100 a su Pingus 1995, ahora y el Pingus 2004 consiguió la perfección.

¿Qué supone esta puntuación para las ventas de sus vinos? Los 100 puntos han sido muy bien recibidos, no solo por lo que a mis vinos se refieren. Las decisiones de Robert Parker son importantes para el conjunto del país. 

Yo se que en otros casos una puntuación tan alta ha traído consecuencias muy positivas para la comercialización del producto pero en Dominio de Pingus no se van a dar estas circunstancias porque nuestro vino está prácticamente agotado. Pero el resultado es muy positivo porque afianzará el prestigio de nuestros caldos, del Pingus 2004. Hay que tener en cuenta que Robert Parker ha concedido la máxima puntuación solamente a sesenta vinos en los veinte últimos años.

-¿Han recibido sus vinos con anterioridad una puntuación similar?

-Nunca tan alta. Esta es la primera vez que a un Pingus se le conceden los 100 puntos. El pingus 95 recibió una nota final de 98/100 pero ahora se nos concede el logro máximo lo que es un honor y un orgullo.

-¿Ha despertado la valoración de Parker un mayor interés internacional hacia los caldos de Dominio de Pingus?

-Desde que se hizo pública la noticia no ha dejado de sonar el teléfono. Es una revolución. La demanda es mayor aunque no podemos abastecerla porque nuestra producción es limitada. Pero este creciente interés es también una responsabilidad por no defraudar. Seguiremos trabajando con constancia e ilusión. Además, si el Pingus 2004 ha recibido 100 puntos no se qué ocurrirá con el 2005 y 2006 que incluso son mejores. También es importante para mí un vino de Hacienda Monasterio, bodega de la que soy enólogo, ha recibido una puntuación de 94/100, un valor muy alto para una bodega de gran producción que elabora 300.000 botellas al año de ese caldo.