La empresa brasileña de cosméticos O Boticario presentó en Chile su línea de perfumes, la cual incluye dos fragancias con aroma a vino: uno blanco para mujeres y otro tinto para varones. Según la compañía, el procedimiento es sencillo: luego de extraer el alcohol de la uva, se deja en cascos de madera de carvallo -construidos en Francia- durante dos semanas. Después se traslada el líquido a recipientes de acero para que siga su proceso normal y se le agregan "notas" aromáticas, como el patchouli.

Además, existen dos versiones: una femenina, bautizada "Rea" en honor a la diosa griega, que está basada en el Chardonnay; y otra masculina, que se llama "Malbec". Conrado Pega de Lima, gerente de la empresa, desmiente que su producto tenga fragancia a borracho: "Yo uso Malbec y bebo vino, y no pasa nada, siempre hueles bien. El perfume, no toma olor a resaca".