El Museo del Vino se convertirá en uno de los máximos referentes y atractivos turísticos de la zona vitivinícola cordobesa y contará con medios avanzados en el campo de la museística para ofrecer una visión de la realidad actual del vino en Andalucía y de su progresión histórica. Asimismo, dispondrá de secciones dedicadas a ofrecer una panorámica de las repercusiones de esta actividad en el mundo de la cultura y del arte en general.

 

De otro lado, el hallazgo de un poblado ibérico del siglo VIII antes de Cristo en el subsuelo del emplazamiento del castillo del Gran Capitán y en las laderas de su entorno, añade más valor histórico a este edificio. A pesar de que los restos hallados han sido cubiertos nuevamente para garantizar su conservación una vez que fueron analizados y datados, el proyecto plantea la instalación, junto al alhorí, de un parque arqueológico en el que pueda ofrecerse a los visitantes una referencia arquitectónica de las sucesivas etapas del yacimiento