Por Verónica Giuliani. La industria del vino ha crecido a pasos agigantados en este último tiempo. La variedad interminable de oferta que se renueva constantemente, hace que el consumidor se sienta desorientado a la hora de elegir. Hoy, el valor determinante no es sólo la calidad de la bebida, si no todo lo que trae alrededor de la misma.

En este sentido la publicidad y promoción del producto juegan un papel muy importante. El Fondo vivitivinícola de Argentina, organismo público no estatal que se creó en 1994 con el objetivo de promover el consumo interno del vino en el país, lanzó el pasado 6 de Agosto una nueva pieza publicitaria televisiva que se enmarca en la propuesta de comunicación iniciada en el 2005 conocida como "Vino Argentino, un buen vino".

La primer pieza televisiva por la cual muchos argentinos se vieron persuadidos a compartir el vino con otros, fue una pieza televisiva que se conoció como "Vino para todo el mundo". Se trataba de un cliente de un bar porteño, con un ambiente muy familiar, que recibía un llamado en el bar, de parte de la hija quien le avisaba que se había recibido de médico. Entonces el cliente para festejar invitaba con un "Vino para todo el mundo". Y así el mozo siguiendo al pie de la letra el pedido del cliente llevaba vino a muchos lugares del mundo, en sus más variadas formas. Hoy la nueva pieza que es sucesora de ésta, se la conoce como "Brindis" y tiene como eje comunicacional presentar el momento tan tradicional del brindis en diferentes situaciones, no sólo en una situación de festejo, sino también en momentos cotidianos, simples, espontáneos como una mesa diaria, un restaurante, reuniones con amigos, familiares, después de jugar al fútbol, antes de ir a bailar,etc.

Todo este tipo de promoción apunta a difundir el consumo de vino en forma genérica, representando a todas las bodegas y todas sus formas de presentar el vino y además apuntando a un target muy amplio de manera de abarcar al consumidor argentino sin distinción de sexo, nivel cultural o socioeconómico.

Bajo el concepto de " Todos tenemos algo por qué brindar" la nueva campaña apunta a despertar el interés por compartir una bebida tan nuestra como es el vino en situaciones cotidianas muy argentinas. La parte creativa del spot televisivo fue realizado por la agencia de comunicación La Negra y la productora Filmic estuvo a cargo de la producción, rodaje y edición. Hubo una inversión de 9 millones de pesos para llevar a cabo esta promoción. La campaña también incluye publicidad gráfica, radio y en medios electrónicos especializados.

Como parte de la campaña, se suma también la Semana del vino, que durará desde el 1 de Septiembre al 8, en donde se llevarán a cabo estrategias promocionales en diferentes puntos de venta en la ciudad de Buenos Aires. La misma consistirá en gráficas alusivas a la campaña en supermercados, vinotecas, autoservicios, etc. Sumado a esto, quienes compren o consuman vino en este semana especial participarán de un sorteo en el que podrán ser beneficiados con una Camioneta Chevrolet, viajes a zonas vitivinícolas y premios variados.

Estas campañas son muy interesantes ya que apelan al ser argentino con situaciones muy cotidianas, emotivas y con el concepto de simplicidad siempre presente. El efecto que producen es muy enriquecedor, ya que es una publicidad que atrae a argentinos de diferentes edades y situaciones socioculturales. La sensación que generan en el consumidos es estar unidos por una bebida que es parte de la cultura argentina. Todos nos sentimos parte de ese mensaje y nos sentimos muy identificados con las situaciones que se describen en los spots publicitarios. Es una idea creativa muy efectiva para apelar a un target tan amplio.