Nuevas cepas, nuevos envases, nuevos consumos, nuevas y nuevos consumidores... el mundo de los caldos se mueve y lo hace rápido. Diferentes políticas en diferentes países. En Australia, Chile o Sudáfrica, continua imparable el aumento del consumo interno y la exportación hacia los países donde se supone hacen los mejores vinos, como Francia, España o incluso Inglaterra, donde existe una tendencia hacia la sustitución de la cerveza por el vino.

En Francia y España, el consumo interno sigue cayendo año tras año. Además en España aumentan las restricciones al consumo y se crean nuevas denominaciones, como "Viñedos de España", con el fin de facilitar la exportación a través de un vino que no es considerado el idóneo para representarnos más allá de nuestras fronteras.

A pesar de todo esto, la cultura del vino se extiende y se reviste más y más de un halo de especialización. Surgen nuevos consumos porque se generan nuevos envases, como la lata y porque nuevas firmas de moda saltan a este sector, como la nueva marca de vino Diesel Farm, última aventura de Renzo Rosso, fundador de la marca Diesel. Pero el problema sigue estando en el mismo sitio y bajo la misma pregunta, ¿por qué no se consume más vino?. La respuesta probablemente esté en el grado de conocimiento que debe tener un consumidor cualquiera a la hora de pedir o consumir una copa de vino, dado el gran número de cepas, marcas, cosechas y añadas que existen.

Steve Tolliver, experto en Marketing del Vino y gran conocedor de lo que el vino significa en nuestra cultura, escribe sus impresiones sobre todo este fenómeno.

Son las nuevas regiones productoras las que más destacan por el uso de Internet en sus campañas de comunicación. En EEUU, crece el número de blogs mantenidos por bodegas. En Europa, destaca el caso de Stormhoeck, una pequeña bodega sudafricana que ha basado su penetración en los mercados inglés y estadounidense en una campaña de blogmarketing.

El Marketing del Vino crecerá con fuerza en los próximos años, para disminuir la brecha entre producción y consumo. Las estrategias y tácticas descritas en este artículo y las que van a aparecer en los próximos años coexistirán con las opciones de marketing más tradicionales durante un período transitorio. Esta por ver cuál será el "mix" óptimo para atraer a los consumidores. Lo que ya es cierto, sin embargo, es que aquellas bodegas con un producto que aporte valor al consumidor y que se atrevan a adoptar nuevas estrategias de Marketing serán las que ganen su propio espacio en el mercado.

Steven Tolliver publica desde el año 2004 Tempranillo, blog dedicado a la industria vinícola española.