¿Existe una máquina de catar? Por ahora, con la precisión del hombre, no. No obstante, un equipo de investigadores españoles y alemanes ha desarrollado una lengua electrónica capaz de identificar la variedad de uva con la que está elaborado el vino.

 

Además, también se atreve a desvelar su edad y otros aspectos quí­micos. Según la doctora Cecilia Jiménez-Jorquera, coordinadora del equipo, "el dispositivo podrí­a utilizarse para detectar embotellados fraudulentos, pero con él no se pretende sustituir los paladares de los profesionales".