El término municipal de Rueda, celebró el padado fin de semana su XVIII Edición de la Fiesta de la Vendimia, coincidiendo con el final de la recolección. Un grupo de jóvenes del pueblo pisaron kilos y kilos de la uva vendimiada en las laderas de la localidad, de las que salió el primer mosto del la temporada.

El momento cumbre del día fue las 13.00 horas, cuando el director de la Estación Enológica de Castilla y León, Pascual Herrera, dé el pregón y entregue el premio del mejor vitícola de la DO de Rueda y Toro a María Victoria Pariente Pérez, de Bodega Dos Victorias, por su labor como productora de vino de calidad.

La jornada vendrá cargada de emociones sobre todo para los amantes del buen vino de calidad. A las 11.30 horas, las calles de la localidad vallisoletana sufrían un retorno al medioevo, gracias a la feria de artesanía, en la que más de una docena de expositores ofrecerán a los habitantes de Rueda y a los foráneos una amplia oferta de productos. Al mediodía, en el centro cívico del municipio tuvolugar la inauguración y exposición de las obras presentadas al V Concurso de Pintura rápida. Después tuvo lugar en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la correspondiente misa en la que todo el pueblo agradecerá la magnífica cosecha de este año.

Feria del Vino Blanco

A continuación, en la explanada del Santísimo Cristo, se puso en marcha la primera edición de la Feria del Vino Blanco, que hará que este municipio se convierta en la capital de la Denominación de Origen del vino blanco más famoso de toda la comunidad. Tras abrir boca con las copillas de blanco, todos los asistentes pudieron degustar un excelente asado de cerdo a la antigua usanza y de una paella popular. El grupo de danzas regionales de La Seca ofreció un espectáculo de folclore en la Plaza Mayor de Rueda.