Rioja se situa a la cabeza del turismo enológico mediante  una curiosa e "inteligente" campaña publicitaria de la mano del director Fernando Colomo.  Se trata de un trabajo de 50 horas de rodaje y 32 minutos de documental que pretende llegar al aficionado lejos de clásicas campañas publicitarias.

Mucho trabajo, al que hay que añadir muchos meses de montaje "porque el problema de un documental es que ruedas todo, nunca llegas a saber lo que va a pasar y ruedas todo". Y en todo ese tiempo, no ha faltado el peligro, porque "hemos participado en las carreras de anguianos, esos que bajan dando vueltas por una cuesta que es increíble y en má s de una casi me comen". En definitiva, para Colomo esta ha sido "una experiencia muy bonita, pues le ha permitido descubrir La Rioja que apenas conocía".