Usando la fermentación del vino, investigadores australianos están haciendo vestidos de tejido utilizando bacterias bajo una combinación única de ciencia y arte. Gary Cass, de la Universidad de Western Australia dice: "Estamos buscando provocar un debate sobre el futuro de la moda, acerca de la posibilidad del uso de otros tipos de materiales a utilizar, en lugar de otros tejidos que se utilizan normalmente en la industria".

Están inspirados en los años en los que su creador estaba trabajando en un viñedo hace muchos años. Señaló que, cuando el oxígeno llegó en las cubas y convirtió el vino en vinagre, creció una delgada capa de aspecto fangoso, de goma en la parte superior.

Esta capa es la celulosa, producida por las bacterias acetobacter como un producto residual cuando se convierte en vinagre el vino. Para fermentar las telas, Cass y sus colegas dejan deliberadamente cubas de vino abiertas para producir celulosa. Para crear los vestidos no se utilizan máquinas de coser de ningún tipo. Para obtener la forma de un vestido, levantan delicadamente las capas de celulosa y las van colocando sobre una muñeca inflable. Después de que cada vestido se ha completado, se desinfla la muñeca, dejando la ropa intacta.

Es que las bacterias son el tejido de todas estas fibras juntos", dijo Cass Sr. Y sostiene que también otras bebidas alcohólicas pueden ser usadas para fermentar las telas. Mientras tengamos el alcohol, estas bacterias harán su trabajo", dice. Los trajes tienen que mantenerse húmedos, o se pueden convierten en papel de seda y se pueden rasgar fácilmente si el tejido es demasiado fino. Deben desubrir un químico orgánico para encontrar la forma de polimerizar las fibras de celulosa y hacerlos más resistentes.

Los trajes están hechos de piezas de celulosa unidas. El vestido de la foto fue hecho con vino tinto y fue realizado al estilo de la mujer de las cavernas. La modelo de la foto también fue lookeada como de la caverna, surgiendo de un pantano primordial, y la verdad es que cn esa cara, no me gustaría nada encontrármela de noche...