El milagro de convertir el agua en vino trascendió es quizás uno de los milagros más conocidos en la religión cristiana. Pero, ¿fue tal o la ciencia puede desmentirlo?

Lo que a continuación contaremos sorprenderá a propios y extraños pues La Jarra Mágica de Herón podía de haberse usado para cambiar el curso de las Bodas de Caná. Herón de Alejandría fue un matemático e ingeniero heleno del S. I de nuestra Era. Uno de los muchos inventos creados por él fue la Jarra Mágica. Sin entrar en detalles de diseño, os contaremos que la jarra se divide en dos mitades, tiene un tubo que atraviesa desde la parte inferior al asa y una serie de orificios. El efecto de su diseño permite que dos fluidos (agua y vino) puedan encontrarse en su interior "transformando" uno en el otro gracias a la mecánica de fluidos.

El Evangelio según San Juan -escrito a finales del siglo I- describe las Bodas de Caná del siguiente modo: Jesús, su madre y los discípulos asistían a una boda en Caná de Galilea en la que, según parece, había más invitados de la cuenta o bebían más vino de lo normal para este tipo de celebraciones.

Ante aquella crítica situación para el novio, Jesús ordenó llenar con agua seis tinajas de barro que cuando se sacaron a la mesa? se obró el milagro: el agua se convirtió en vino, y del bueno.

Sin ánimo de entrar en polémicas Fe / Ciencia, nos pareció curioso este hecho histórico y como tal debe ser tratado.

Fuente: basado en un artículo de Historiasdelahistoria.com.