Por Carlos Martín. Con la que está cayendo en el panorama financiero internacional el sector vitivinícola se está viendo resentido. Bodegas que cierran su actividad o se traspasan, viticultores que arracan viñedos, distribuidoras que quiebran. Sin animo de parecer catastrófico, el patio ya estaba revuelto en los últimos cinco años por una competencia internacional muy voraz si bien ahora empeora.

En el siguiente post vamos a explicar como es de incisiva la crisis en el sector del vino y como está respondiendo ante ello.

¿Crisis del vino?

Efectivamente, podemos afirmar que el sector está en crisis, ya que haciendo eco de lo publicado en diversos medios de prensa acerca del último informe Nielsen del sector del vino, llevamos un ritmo de consumo de vino decreciente, pero lo que resulta más preocupante es que en cuota económica también en global nos gastamos menos, este echo se ha notado viendo el pico de inflexión en el 2008, ya que años atrás a pesar de beber menos vino, en cuota general nos gastábamos más en ello.

Ha descendido el consumo de bebidas alcohólicas de baja o moderada graduación, siendo las cervezas las que mostraron el mejor comportamiento dentro de lo malo. Dentro del consumo de vino , sigue siendo el formato de botella en ¾el de mayor aceptación , pero al igual que el resto de formatos: granel, bag in box, formato de botella de litro, de ¾de litro, etc? todas descienden su consumo bruto.

El efecto psicológico y también el efecto real de la crisis ha convertido al consumidor en alguien más reservado, ya que gasta menos, y más exigente, ya que su compra es más pensada y rigurosa, es decir gastamos más tiempo pensando e la elección de lo que compramos, la lectura positiva para algunos es que las grandes marcas y zonas tradicionales de vino, se ven reforzadas, ya que el consumidor se la juega menos. A pesar de este comentario, también es verdad que España, cada vez es un país con más cultura del vino, y eso abre una ventanita de esperanza a las nuevas D.O de vino y zonas emergentes, ya que compitiendo en calidad y bajo precio, pueden tener su carácter diferenciador en el mercado y abrirse nichos de venta que roten su producto.

Por Canales de Consumo

Por canales nos encontramos la cara y la cruz de la moneda, ya que el canal de Hostelería, desciende su consumo, sobretodo en Hotel y restauración, aunque también desciende el consumo de chateo e bares y cafeterías, lo cual también es preocupante.
Las buenas noticias las aporta el canal de alimentación, ya que aumenta su consumo, siendo las grandes superficies de venta como hipermercados, los que aumentaron su volumen de ventas de vino anual. De ello podemos relacionar, que estas grandes superficies de venta suelen manejar marcas clásicas, conocidas, y de confianza para el consumidor, por lo que los puntos de venta pequeños más pequeños, como las vinotecas, el secreto del éxito puede estar en referencias no tan conocidos, de excelente relación calidad precio, y dando una atención más personalizada.

Por zonas

Aportando datos más concretos del sector, La D.O C Rioja sigue siendo el vino más consumido , con una cuota del 38% del consumo bruto, aunque perdió un 0,3 % con respecto al año anterior. Siendo las más castigadas por la crisis durante el 2009 la D.O Navarra, D.O Penedés y D.O Cariñena. En Castilla y León, el consumo de vinos del D.O Ribera del Duero se mantiene, mientras que aumenta el consumo de vinos blancos gracias a la D.O Rueda.

Por tipo de vinos

En cuanto a la tipología de los vinos, en el canal de Hostelería todos los vinos descendieron su consumo, tanto tinto, blanco como rosado, siendo este orden en cuanto a su importancia de consumo. En el canal Alimentación el vino mejor parado fue el de los blancos , aumentando su volumen de consumo, nuevamente sobretodo gracias al impulso de la D.O Rueda.

Aunque es difícil augurar el futuro que nos espera, si que podemos sacar conclusiones de tendencia, y la evolución de consumo es negativa, aunque la clave para subsistir, sobretodo para los pequeños del sector, es apostar por diferenciar su producto en calidad y precio, u ofrecer un nuevo tipo de vino. Esperamos que sea solo un bache, y que unido a la recuperación y buena línea de trabajo en exportación el panorama se recupere , y el tejido industrial del sector vitivinícola nuevamente se afiance.

 

Un cordial saludo a todos los lectores del portal y amantes del vino

Carlos Martín Lobera
enologo@lugardelvino.com