El mundo va rápido y a los actores que forman parte del sector vinícola les cuesta moverse al mismo ritmo. La sociedad actual adolece de falta de tiempo por lo que requiere amplitud de horarios, comodidad y progreso para acceder al consumo de productos.  Aspectos como la proximidad y la comodidad se valoran tanto como los precios. He aquí los resultados de un completo informe sobre consumo, y nuestra visión particular del futuro: hibridación comercial.

La sociedad española está sufriendo cambios muy importantes en los últimos años, la composición de la población desde el punto de vista de edad, sexo, nacionalidad, etc., su ocupación, su escala de
valores, la estructura de los hogares, el grado de formación e información... todo ello repercute en qué se consume y cómo se consume.

La distribución percibe todos estos cambios y realiza esfuerzos para adaptarse a todas estas necesidades. Así, en los últimos años están adquiriendo cada vez más importancia nuevos canales de distribución que satisfacen estas nuevas necesidades descritas.

Del estudio ?Consumo Alimentario en España? se desprende que los que se denominan Canales habituales (tiendas tradicionales de atención al público de forma directa, especializada o polivalente, y las de libre servicio, bien sean autoservicios, supermercados o hipermercados) representan un 90,9% de cuota de mercado. Teniendo en cuenta que algunos canales como el caso de las tiendas de amplio horario y las tiendas delicatessen, que en este informe consideramos como canales alternativos, allí están incluidas dentro de las tiendas tradicionales, podemos decir que aproximadamente el 10% de la venta de alimentos en España se hace a través de estos canales alternativos de distribución.

He aquí algunas conclusiones de las dos caras de la misma moneda:

CONSUMIDORES

 El conocimiento de la existencia y gran diversidad de estos canales, hace que se tengan en cuenta a la hora de hacer la compra.

Los participantes en las reuniones de grupo de manera espontánea mencionan: Internet, gasolineras, tiendas 24h, farmacias, tiendas regentadas por inmigrantes, herbolarios, mercadillos, venta ambulante, pedidos a domicilio, venta por catálogo, teletienda, catering y fruterías especializadas regentadas por inmigrantes. También afirman conocer y utilizar: máquinas de vending, tiendas delicatessen, comida preparada en establecimientos comerciales y bares/bodegas.

Se valora positivamente la existencia de estos canales porque cuentan con mayor número de establecimientos disponibles, se suelen usar en casos de olvido y su existencia no implica necesariamente su utilización.

 Coinciden en que ha habido un aumento de la compra de alimentos a través de estos canales debido a la falta de tiempo, la amplitud de horarios, la comodidad y el progreso/evolución.

 Los canales a los que acuden con más frecuencia son las tiendas 24 horas por la amplitud de horarios y las gasolineras por su variedad de productos especialmente durante los desplazamientos
en coche.

Acuden más frecuentemente en verano y especialmente en fines de semana y días festivos.

 Los aspectos positivos que favorecen la compra a través de estos canales son: la cercanía, los horarios amplios y la comodidad.

Los aspectos negativos que dificultan la compra son los precios más elevados y la escasa variedad de productos.

 Se considera que en general los precios en estos canales de venta son superiores a los canales convencionales, aunque con significativas diferencias entre ellos, ya que los mercadillos y la venta
ambulante se consideran más baratos que los convencionales.

La compra directa al productor es de los más baratos, debido a la inexistencia de intermediarios.

 Las tiendas delicatessen, gasolineras y comida preparada en establecimiento son más caros, debido a que ofrecen más calidad y comodidad.

 Unánimemente creen que se ha producido un incremento de precio en los últimos años pero que es similar al que han experimentado el resto de establecimientos.

En cuanto a la confianza, son las tiendas delicatessen, gasolineras y las tiendas 24 horas las que despiertan mayor confianza, ya que ofrecen productos de calidad y primeras marcas.

Mientras que la venta ambulante y los mercadillos se encuentran entre los canales que menos confianza dan al consumidor.

DISTRIBUIDORES

 Los profesionales de la distribución detectan un crecimiento notable de la compra de productos de alimentación a través de los canales alternativos,principalmente debido a la amplitud de horarios y a que ofrecen nuevos productos y formatos.

 Consideran que la tendencia es a seguir aumentando ya que ofrecen comodidad y simplicidad que son dos aspectos que demanda el consumidor.

 Los consumidores de estos canales son de entre 20 y 40 años con nivel socioeconómico medio.Para el caso de Internet, tiendas 24 horas y gasolineras además son personas que trabajan, con horarios incompatibles con otro tipo de establecimientos.

 No creen que haya diferencias entre los que acuden a los establecimientos tradicionales y los que van a los canales alternativos, sino que simplemente se complementan. Hacen la compra grande en uno tradicional y van a uno alternativo cuando tienen alguna urgencia.

 Creen que los consumidores de canales tradicionales son más exigentes ya que demandan una información del empleado que no piden en los canales alternativos.

En cuanto a la competencia que estos canales les pueden hacer, las opiniones se dividen entre los responsables de establecimientos grandes que no ven gran competencia en estos
canales y los de establecimientos pequeños que creen que les afectan especialmente las tiendas 24 horas, gasolineras, mercadillos, tiendas delicatessen e Internet.

 No califican el precio de los productos de los canales alternativos como una desventaja, ya que opinan que la comodidad y facilidad que ofrecen estos canales la tienen que pagar los
consumidores.

La seguridad alimentaria está garantizada siempre que estos canales estén regulados.

Los profesionales de la distribución opinan que en general la labor de la Administración es buena, salvo porque debería haber algo más de control en los mercadillos, venta ambulante y pequeño comercio regentado por inmigrantes.

HIBRIDACION COMERCIAL

El peso del canal en la distribución se justificaba por 3 razones fundamentales: volumen de compra (poder de negociación), intermediación (cercanía al consumidor) y logística. Las cosas no han cambiado tanto como para que esto no sea válido, pero empiezan a tener cabida otros enfoques novedosos como los que propone Grupo Decantia - Lugardelvino.com.

Nos explicamos: el cliente consume a través de diversos canales, a veces pensando en el precio (hipermercados), a veces en la comodidad (Internet), a veces en el asesoramiento (Tiendas Especializadas) y otras llevado por su ocio (Restaurantes). La hibridación comercial establece lazos que conectan los diversos canales de modo que la compra en uno de ellos, invita al consumidor a una nueva propuesta del mismo producto o similar en otro canal, atado a una experiencia diferente. Dicho de otro modo, diversos contextos, diversas propuestas en pro de la fidelización.

Si te interesa aprender más sobre este asunto, ponte en contacto con nosotros (info@decantia.com).