No es fácil que Jay Miller otorgue un 100 a un vino. Es la más alta calificación en la lista que regularmente publica la revista para la que trabaja. Este experto estuvo ayer en Málaga y departió con los bodegueros de la región. Asegura que lo mejor que tienen los vinos de Málaga es la relación calidad-precio, pero les falta algo: darse más a conocer. Aprender a venderse mejor. El mercado espera probar cosas nuevas. Jay Miller es el Rey Midas de los vinos. Una buena calificación puede encumbrar a una bodega y una mala nota, puede hundirla. Es el encargado de puntuar los vinos que se hacen en España para la lista The wine advocate, del gurú estadounidense Robert Parker, donde se publica esta clasificación. Dicen que en un sólo año es capaz de catar 150.000 vinos. Ayer estuvo en Málaga, visitando las instalaciones del Museo del Vino, donde mantuvo un coloquio con bodegueros del Consejo Regulador de Vinos de Málaga y Sierras de Málaga. Estuvo acompañado por el wine master Pancho Campo. ¿Qué motivo le trae por Málaga a visitar el Consejo Regulador de Vinos? Se trata de una región que históricamente ha tenido muchísima tradición en la elaboración de vino, y aunque hubo una época en la que perdió la fama y el prestigio, parece que ahora vuelve a repuntar. Se está hablando mucho de los vinos de Málaga en Estados Unidos. ¿Qué oportunidades de negocio ve que tienen los vinos de Málaga en Estados Unidos? ¿Más los dulces o los tintos? Con ambos. Lo que se está haciendo en Málaga son vinos en bodegas tipo boutiques, de muy alta calidad. Da igual que un vino sea dulce o tinto mientras la calidad sea alta. La calidad es lo único que importa. ¿Cuál es su primera valoración después de visitar algunas bodegas? Hay gente con muchísimo entusiasmo, que está haciendo vinos realmente interesantes y muy buenos. Ronda es como un pequeño Napa Valley. Los bodegueros de Málaga ponen mucha pasión en lo que hacen. Tienen un potencial turístico y enólogo tremendo. Y lo que está en la copa acompaña muchísimo. Es todo muy cuidado. ¿Cuáles son las principales virtudes de los vinos de Málaga? Hay unos copajes muy interesantes de diferentes variedades, que se están dando muy bien además. Por ejemplo ayer probamos petit verdot y fue muy curioso. La principal virtud es que son productores muy pequeños, productores boutique, que están apostando por la calidad. ¿Es necesario que un vino sea caro para que sea de calidad? Todo lo que he probado, y es una de las virtudes de los vinos de Málaga, es que tienen una relación calidad precio fantástica. Quizás es lo que más destaco de los vinos, no sólo de Málaga, sino de todos los vinos españoles. Para un consumidor novel, que el precio del vino sea adecuado ayuda muchísimo a que entre en el mercado, sobre todo a los vinos de aquellas regiones que no gozan aún de mucha reputación. A medida que el consumidor se va haciendo más experimentado, se da cuenta de que, en realidad, estaría dispuesto a pagar más por ese nivel de calidad que existe. ¿Se ajusta el vino de Málaga a los gustos de los consumidores estadounidenses? La ventaja del mercado norteamericano es que está compuesto por consumidores que son muy aventureros. Les encanta probar cosas diferentes, está abierto a degustar cualquier tipo de cosas, sin tabúes. Además buscan la calidad. En el caso del vino de Málaga, y de todos los españoles en general, lo más interesante es que esa relación calidad-precio está dominando y que una de las grandes características de España es que, debido a la gran variedad de uva, ofrece prácticamente un tipo de vino para cada paladar. ¿Qué vino español es el más conocido en Estados Unidos? ¿Qué pueden hacer los vinos de Málaga para ganar cuota de mercado? El mercado americano desconoce aún totalmente lo que es Málaga. Recomiendo a los bodegueros que viajen a Estados Unidos a presentar sus productos, para empezar a entrar poco a poco en el radar de los americanos. ¿Qué puntuación le daría a los vinos de Málaga? Es mejor que no lo pregunte. FUENTE: La Opinión de Málaga. Entrevista de IGNACIO A. CASTILLO.