INGREDIENTES: 1 botella de 3/4 de vino tinto, 2 cebollas medianas, 2 zanahorias, 4 dientes de ajo, 1 puerro - la parte blanca, Hiervas aromáticas, 4 huevos escalfados y  4 cuadrados de pan fritos.

Sal y pimienta.

1 hoja de laurel

1 pellizco de tomillo

1 cucharilla de azúcar

3 cucharadas de coñac

15 gramos de mantequilla

15 gramos de harina

PREPARACIÓN:
Se pone en un cazo el vino con la cebolla picada, los ajos machacados, las hiervas aromáticas que gusten, tomillo, laurel, azúcar y un poco de sal y pimienta, se deja cociendo por 115 minutos. Se cuela el liquido y si hay mas de 6 tacitas se cuece hasta que quede reducido a 6 tacitas, (600 ml.) Se calienta el coñac, se le da fuego y se vierte al liquido caliente. Trabajar la mantequilla con la harina y añadir al cazo poco a poco, dando vueltas hasta que la salsa vuelva a hervir y espese, de dos a tres minutos. Rectificar de sal si fuera preciso. Los huevos escalfados, bien escurridos y ponerlos encima de los costrones de pan frito. Regarlos con la salsa. Los huevos escalfados os saldrán de una bonita forma si al agua donde los vais a hervir le añadir un poco de vinagre.