Tus hijos aprenden sobre el alcohol en el colegio, observando la gente, y probablemente, con sus propias experiencias personales. Tu influencia es muy importante no sólo en como beben en la actualidad, sino en como acabarán bebiendo en el futuro. Lugar del Vino aconseja esta faceta educativa de su periodo formativo de la mano de profesionales del mundo de la salud:
  • Si tu hijo tiene curiosidad sobre el alcohol, habla naturalmente sobre ello.
  • Asegúrate de que la información que llega a sus manos es fiable.
  • Aconséjales sobre los efectos negativos y positivos de la bebida.
  • Predica con el ejemplo. Si tu eliges beber, bebe moderadamente y ayúdales a desarrollar una actitud responsable.
  • Conoce sus hábitos de consumo, y preocupate por su evolución.
  • Si tu hijo bebe demasiado o de modo inadecuado, habla tranquilamente con él sobre ello, mas allá de reprimendas. 

Fuente: drinkaware.com.uk