Según un estudio de mercado realizado por Nielsen, que controla las ventas a través de los canales de hostelería y alimentación (en torno a un 70% del total comercializado en el mercado español). Sin duda el consumo en el hogar de vinos de calidad va adquiriendo día a día mayor peso específico y por ello el canal de la alimentación sigue ganando peso en la comercialización de vinos con D.O. en general.

 

En relación con sus competidores, el 39,5% de cuota de mercado que actualmente tiene Rioja en España significa superar en 32 puntos a las denominaciones que le siguen en el ranking (Navarra, Ribera del Duero y Valdepeñas), cuyas cuotas de mercado respectivas no superan el 8%. El hecho de haber mantenido estable durante los últimos cinco años su cuota de mercado en torno al 40% de las ventas de vinos con D. O., frente a la fuerte competencia que supone el incremento de ventas de estos vinos en España en un 97% desde 1990, demuestra que los vinos de Rioja disfrutan del reconocimiento y fidelidad de los consumidores y de una posición de liderazgo muy sólida tanto en el canal de hostelería como de alimentación. Pero si bien este último año ha resultado en general positivo para los vinos de Rioja, ya que han incrementado su cuota de mercado dentro del vino con D.O., es preciso señalar el esfuerzo que exige mantener este nivel de competitividad y el riesgo que supone para el desarrollo futuro de sus ventas la gran oferta existente en el mercado español.

El menor consumo de vino en España durante 2007 no ha afectado a los vinos con denominación de origen, que han alcanzado un peso cercano ya al 50% del vino vendido, sino a los vinos de mesa. En general, dentro de un contexto global decreciente del consumo de vino, los consumidores siguen manteniendo su aceptación de los vinos con D.O., cambio que se viene produciendo desde hace varios años hacia un consumo menor pero de mayor calidad, lo cual motiva la necesidad por parte del sector del vino de adecuarse para ofrecer a este consumidor aquello que está demandando e introducir a nuevos consumidores, especialmente a los jóvenes, en el consumo del vino

La evolución positiva de los vinos de Rioja durante 2007 ha permitido a esta Denominación continuar liderando el mercado de vinos de calidad en España con un 39,5% de las ventas totales de vinos con D.O., ampliando así por tercer año consecutivo su cuota de participación en el mercado respecto al resto de sus competidores. Esta mejora del posicionamiento de los vinos de Rioja en el mercado español se ha sustentado principalmente en el desarrollo de los vinos de crianza, cuyas ventas han crecido un 4%, consolidando así la tendencia de los últimos años.

Si contemplamos la comercialización por áreas geográficas, podemos observar como dato más significativo de 2007 el incremento del peso del área Norte (País Vasco, Cantabria, Navarra, La Rioja, Burgos y Palencia) para el vino de Rioja, ya que concentra el 30,2% de las ventas totales en España, un 1,5% más que en 2006. Se trata de un área en la que el vino de Rioja tiene una cuota de mercado del 54,2% respecto al conjunto de vinos con D.O., muy por encima de la media general de 39,5%. Le sigue en importancia el área Sur (Andalucía y Extremadura), que concentra el 15,7% de las ventas de Rioja y que también tiene una alta participación de Rioja en el total de ventas de vinos con D.O. (el 53,4%). En general se ha mantenido durante 2007 con ligeros altibajos la distribución de ventas de Rioja entre las diferentes áreas, así como las cuotas de participación respecto a otras D.O.